Miles de personas se manifiestan en Santiago por la defensa del gallego

. el presidente de la mesa pola normalización lingüística, carlos callón, posa en la praza da quintana al final del acto / 2. un joven porta una pancarta en defensa de la enseñanza en gallego durante la concentració
|

Millares de personas se manifestaron ayer al mediodía en Santiago en contra de la política lingüística de la Xunta y en defensa del gallego, una protesta que ha reunido a numerosos colectivos ciudadanos, sindicales y a representantes de todos los grupos de la oposición en el Parlamento de Galicia.

La marcha, que atiborró la Praza da Quintana, fue convocada por la plataforma ciudadana Queremos Galego, que pide la derogación del decreto vigente porque, en su opinión, ha reducido la presencia de la lengua en los centros educativos. A esta solicitud, sumaron su apoyo los principales líderes de PSdeG, AGE y el BNG.

Entidades sociales, culturales y políticas desafiaron a la lluvia y llenaron la Praza da Quintana

Entre los participantes, diversas asociaciones, entidades y grupos políticos, así como numerosos rostros destacados de la cultura gallega como el músico Xurxo Souto, el director teatral Quico Cadaval, la directora de cine Margarita Ledo o las cantantes Uxía y Sés que amenizaron el acto final con sus voces en una Praza da Quintana llena.

Bajo miles de paraguas en una mañana lluviosa, los manifestantes, de todas las edades, incluso niños, corearon consignas como “Aunque se moje el gallego no encoje” y entre las pancartas había distintos lemas, entre ellos una frase de Castelao: “Si aún somos gallegos es por obra y gracia del idioma”.

 

increíble

A la marcha se sumaron el líder del PSdeG, Pachi Vázquez; los de AGE, Xosé Manuel Beiras y Yolanda Díaz; el portavoz nacional del Bloque, Guillerme Vázquez, así como el portavoz parlamentario de esta organización política, Francisco Jorquera, entre otros líderes.

El acto final se realizó en una pequeña carpa con canciones de Uxía y Sés

Pachi Vázquez dijo que el PSdeG está “con los gallegos que apuestan por la lengua de nuestro país”, porque resulta “increíble que tengamos que estar luchando contra el Gobierno, que es el encargado” de hacerlo.

Apuntó que al PPdeG “no le llegan” sentencias del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que invalidaron artículos del decreto que regula el gallego en la educación, e insistió en que sigue habiendo “persecución” sobre la lengua.

Por su parte, Xosé Manuel Beiras subrayó respecto a la política lingüística del PP que, para los “nazinecios” sobre todo en lo que significa cultura siempre “acaban diciendo lo que decían los nazis no necios, que le llamaban arte degenerado”, y consideran que toda la producción de la cultura gallega debe ser considerada como “arte degenerado”.

Beiras calificó de nazinecia la actual política lingüística
de los populares

A su juicio, “los colonizados tienen el problema de que el autoodio se manifiesta por el desprecio por los propios valores de su pueblo; ellos no forman parte de este pueblo, son una excrecencia que parasita las energías de este pueblo”.

 

marginalidad

Por su parte, Francisco Jorquera opinó que la manifestación lleva el lema “la lengua que nos une”, frente a las políticas “lingüicidas” del PPdeG.

Apuntó que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, “se obstina en mantener” el decreto que regula el gallego en la enseñanza, que “condena” al gallego a la “marginalidad”, pese a la opinión de la comunidad educativa y a los fallos del TSXG.

Mientras, el presidente de la Mesa pola Normalización Lingüística, Carlos Callón, subrayó que la manifestación concitó la presencia del “conjunto de la sociedad gallega, excepto el Partido Popular”, que se mantiene en su política “de ataques a nuestra lengua”.

Recordó a este respecto que los lemas de la marcha se concretan en reclamar la derogación del “decretazo” del gallego y recordó que varias sentencias del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia han “tumbado” algunos apartados de la norma.

También protestan, sostuvo, contra la “ley de la vergüenza”, la que propugna el ministro de Educación, José Ignacio Wert, cuya imagen se pudo ver en un cabezudo que portaba un manifestante, ya que pretende “que se financie con dinero público el ataque a nuestro idioma”.

La intervención final se realizó en una pequeña carpa situada en las escaleras de la Praza da Quintana, después de que el Ayuntamiento de Santiago reclamase “una fianza de 600 euros” para colocar un palco para el acto.

 

Miles de personas se manifiestan en Santiago por la defensa del gallego