El Concello quiere una cooperativa agrícola en la estación de Mandiá

cuartel sanchez Aguilera
|

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, inicia hoy la negociación con Defensa para modificar el convenio que aprobó el pleno y que se firmó el pasado mes de marzo. Será un contacto con los técnicos, en la sede del ministerio, ya que los puestos políticos están por nombrar desde que se convocaron las elecciones. Las pretensiones municipales son las de mejorar el documento inicial de forma que el Concello tenga que pagar menos por las propiedades desafectadas con las que se queda, además de adecuar este texto a las propuestas políticas de Ferrol en Común y del PSOE, que difieren de las del Partido Popular, que fue quien negoció y firmó el convenio a escasas semanas de las elecciones locales. 
En cualquier caso el objetivo es el de que el documento entre en vigor sin necesidad de volver a negociar otro desde el principio, por lo que el plazo se agota en meses. “O segundo prazo hai que pagalo en maio”, explica Suárez. Se trata de 420.098,50 euros que se abonarán en la firma de la escritura pública de compraventa. Completan los 140.032,83 que ya se dieron con la formalización del convenio, hasta los 560.131,33 euros que le costaría a Ferrol este acuerdo.
El presupuesto del año próximo reservará esta cantidad porque no se quiere perder la oportunidad de que entre en vigor el convenio de 2015, tras más de una década de negociaciones y documentos que no llegaron a hacerse firmes.

mandiá
Entre las modificaciones que el actual gobierno quiere introducir figuran los nuevos usos para los 125.338 metros cuadrados de la estación de radio de Mandiá. Sus planes incluyen la creación de una cooperativa agrícola (es una propuesta que estaba incluida en el programa de Ferrol en Común), en lugar del polígono industrial que estaba previsto. En la negociación con Defensa se aclarará si este destino agrario es compatible con las cláusulas del convenio. Se considera que la demanda de suelo industrial se cubre a nivel comarcal con polígonos como el de Río do Pozo o Vilar do Colo, que disponen de parcelas vacías.

cuartel
Los usos del Sánchez Aguilera están también en entredicho. El PERI de la zona incluye viviendas y un área comercial cuyo aprovechamiento lucrativo correspondería a Defensa. De hecho, en un año desde la firma del convenio debía aprobarse el proyecto de reparcelación.
Las aspiraciones locales, aunque ya fuera de esta negociación y más en contacto con los mandos locales, incluyen también el derribo del muro que separa el Arsenal de la ciudad.

El Concello quiere una cooperativa agrícola en la estación de Mandiá