Los ganaderos cercan San Caetano y viven momentos de tensión con la Policía

|

Decenas de tractores llegaron hasta el complejo administrativo de la Xunta, en San Caetano, pasadas las 19.20 horas. Los vehículos intentaron acceder a la explanada situada frente a la puerta principal del edificio, en la calle Otero Pedrayo, y decenas de policías a pie se colocaron frente a las máquinas para impedirlo.

En ese momento, los vehículos agrarios hicieron sonar sus bocinas y lanzaron petardos, antes de que varios ganaderos se acercasen a negociar con los agentes desplegados en la zona.

La mayor tensión se produjo cuando un policía se subió a un tractor con remolque y dio un manotazo en el hombro a su conductor, lo que ocasionó los gritos de decenas de ganaderos que se acercaron al lugar.

Posteriormente, el dueño de ese vehículo, Andrés, explicó que el agente le acusó de haberle “pisado el pie” con una rueda, algo que desconoce si ocurrió, pero que, en todo caso, fue totalmente fortuito. Y, preguntado por el manotazo que recibió del policía, respondió: “El golpe es lo de menos, lo malo es el precio de la leche”.

Más allá de este hecho puntual, prácticamente a las 20.00 horas los tractores rodeaban ya la sede de la Xunta llegados de distintos puntos de la ciudad.

Aunque en un primer momento los tractores habían pedido situarse en la explanada ante la puerta principal del edificio, en la calle Otero Pedrayo, tras negociar con los agentes accedieron a ocupar uno de los carriles de la calle de San Caetano.

Ayer por la tarde los ganaderos también realizaron una quema simbólica de diversos productos lácteos procedentes de Alemania y Francia, al tiempo que prendieron fuego a las banderas de ambos países.

Esta quema de productos tuvo lugar en una asamblea en el medio de la Avenida de Lugo.

Durante esta reunión, los ganaderos acordaron reforzar con 50 tractores el bloqueo que mantienen ante la sede logística de Día, en Mercagalicia, en el Polígono del Tambre, donde se desplegó este martes un amplio operativo policial.

Para ello, la asamblea demandó que los participantes en la movilización desplacen los vehículos agrarios que todavía permanecen en la explanada de Salgueiriños.

Mientras, la tractorada de los ganaderos de Lugo que se desvincularon de las directrices de las organizaciones agrarias sigue creciendo y ya son en torno a 1.500 los tractores que rodean la Ronda da Muralla y que permanecen estacionados en otras vías como la Avenida Infanta Elena.

 Los portavoces de este movimiento se muestran “muy contentos” por la llegada continua de tractores, incluso desde municipios de A Coruña.

Asimismo, continúan con la recogida de firmas para presentar un escrito en el registro de la Xunta de Galicia en Lugo dirigido a la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, con sus peticiones.

Aunque la entrega de rúbricas estaba prevista para este martes, debido al éxito de la recogida, con más de 10.000 hasta el momento, los responsables han aumentado el plazo hasta este miércoles.

Los ganaderos cercan San Caetano y viven momentos de tensión con la Policía