La promoción como hábitat

Racing Club Ferrol-Sociedad Deportiva Logroñés 30ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol A Malata Jorge Meis (16-3-2014) TEXTO: Iago Iglesias, Jorge Rodríguez, Pérez (4) y Pablo Rey celebran la cons
|

El Racing ha convertido la zona que clasifica para la fase de ascenso a Segunda A en su hábitat natural. Desde que ingresase en ella después de derrotar por 2-0 al Caudal en A Malata, en partido de la decimocuarta jornada, el equipo ferrolano ha estado ininterrumpidamente ahí en las últimas 18 citas –sin tener en cuenta las semanas en las que no se le contabilizaron los tres puntos del partido contra el Oviedo que fue suspendido por el lanzamiento de un petardo–. Y en esos lugares quiere permanecer hasta el final de la liga regular para ser uno de los que luchará por el ascenso a la categoría de plata.
Las 18 jornadas que el Racing lleva en puestos que clasifican para la fase de ascenso a la categoría de plata lo convierten en el cuarto equipo del grupo I de Segunda B que más tiempo ha permanecido en ellos en lo que va de competición. Por encima de él solo se encuentran el Racing de Santander –que se ha pasado 25 de las 31 jornadas ya disputadas en los lugares de privilegio–, el Oviedo (22) y el Guijuelo (18), los tres únicos con más presencia dentro de la nómina de doce escuadras –de las 19 que hay en la competición liguera– que han estado al menos una vez entre los cuatro primeros de la tabla.
Se da la circunstancia además de que, quitando al Marino –que se ha estrenado como inquilino de los puestos que clasifican para la fase de ascenso esta semana–, el Racing ha sido el último en ingresar en la zona noble de la competición. Eso sí, no ha dejado estos puestos desde el momento en que llegó a ellos.

liderato
De lo que no ha disfrutado en lo que va de temporada el cuadro verde es de la posibilidad de ser líder. Seis equipos –Celta B, Zamora, Oviedo, Ourense, Guijuelo y Racing de Santander– son los que han estado en esta posición en lo que va de competición, que da más opciones a la hora de subir a la categoría de plata.
De todas maneras, el Racing se centra en conservar su puesto entre los cuatro primeros. “Sería una pena perderlo en las últimas jornadas”, coinciden en señalar desde la plantilla racinguista para explicar su intención desde aquí al final del campeonato liguero. Sería el mejor refrendo a una temporada en la que el cuadro verde se ha asentado entre los mejores de la categoría.

La promoción como hábitat