Los primeros presupuestos del ejecutivo local ascienden a 68 millones de euros

Pleno de Ferrol
|

Con un montante global de 68 millones de euros, el gobierno de Jorge Suárez –Ferrol en Común– entregó ayer a los grupos municipales los primeros presupuestos de su mandato, tras algunos intentos fallidos y muchos anuncios anteriores sobre la presentación de las cuentas.
Aunque se trata, como explicó el regidor local, de un texto abierto, que podrá ser modificado con aportaciones de los grupos de la oposición, el documento hace hincapié en tres ejes fundamentales para el gobierno local: el empleo, el bienestar y el urbanismo, que son, como indicó ayer Suárez, “no que se sustenta o esforzo nas partidas, coa vontade de poñer freo ao paro e á urxencia social e mudar a faciana da cidade, para transformar Ferrol nunha cidade viva, aberta, moderna e accesible, atractiva para vivir e abrir un negocio”.
La cuantía de 68 millones de euros –superior en más de diez millones a los últimos aprobados– viene dada por la incorporación de cantidades que habitualmente se excluían en separatas como la recogida de basura y el agua y que “asumiendo criterios da Intervención para maior rigor e fiscalización”, ahora se incluyen en el total del texto económico.
Al capítulo de inversiones se destinan algo más de cinco millones de euros –5,3– con actuaciones en todo el término municipal, tanto en la zona urbana como en la rural. En este sentido, destacan actuaciones que se llevan las cuantías más elevadas como la plaza de Armas, la pasarela de Santa Mariña, proyectos para la casa natal de Carvalho Calero, rehabilitaciones en el castillo de San Felipe, aceras en Pazos y Serantes, expropiaciones en Basanta y Espiño, acondicionamiento de Porta Nova o la reforma del mercado de Caranza, entre otras.
El alcalde citó ayer uno por uno a todos los grupos de la oposición, comenzando por los que consideró sus “aliados naturais”, PSOE y BNG y continuando por PP y Ciudadanos. Todos ellos recibieron el texto y disponen de un plazo de 15 días para realizar las aportaciones oportunas. Además, el regidor indicó que en este tiempo también se llevarán a cabo negociaciones con la representación sindical de los trabajadores municipales para abordar cuestiones relacionadas con las plazas públicas.
Suárez valoró la receptividad de los grupos municipales de la oposición y espera que se abra una “vía de diálogo, que pode ser un punto de inflexión, coa vista posta na realidade actual”. Pese a las diferencias ideológicas, el alcalde confía en una “actitude responsable” de los grupos.
En este sentido, no contempla la necesidad de presentar una moción de confianza, ya que espera que “cun maior ou menor consenso” puedan salir adelante unos presupuestos que considera fundamentales para que la ciudad funcione. n

Los primeros presupuestos del ejecutivo local ascienden a 68 millones de euros