La Xunta suspende las obras de la senda peatonal y ciclista de O Val

Los vecinos se mostraron contrarios a ciertos aspectos del proyecto y reclaman diálogo con la Xunta | jorge meis
|

La Consellería de Infraestruturas e Vivenda comunicó ayer al Concello de Narón su decisión de suspender las obras de construcción de la senda peatonal y ciclista en la AC-116, en el tramo comprendido entre el polígono Río do Pozo y la carretera O Val-Baltar (AC-114). Una infraestructura que se proyectó para mejorar la seguridad vial y favorecer la movilidad sostenible, con una inversión de 800.000 euros, y que la Xunta decide paralizar ahora motivada por la disconformidad vecinal con el proyecto.
Según señalan desde la Xunta, el gobierno gallego contó a lo largo de la tramitación del proyecto con la aportación del Concello y los vecinos. Así, atendiendo a la solicitud de la administración local, se proyectó la construcción de un ramal de 475 metros en la carretera A-114, que comunica la AC-116 con el convento de Baltar y que fue incluido en el proyecto durante el proceso de información pública iniciado en julio de 2016.
Además, aseguran que ante las inquietudes manifestadas, la Consellería se comprometió a atender en la medida de lo posible las demandas de los afectados durante la ejecución de las obras. Con este ánimo se mantuvo una reunión la pasada semana con los vecinos y manifestaron su compromiso de mantener este diálogo durante la ejecución de las obras. “Non obstante dada a disconformidade veciñal con este proxecto, do que son os principais beneficiarios, a Xunta decidiu suspender a execución dos traballos previstos”, señalaron en el comunicado.
Así las cosas la Consellería de Infraestrutura e Vivenda mantiene las previsiones de ejecutar el otro tramo proyectado desde la AC-114 a Meirás, entre los puntos kilométricos 6+500 y 9+270, entre los que se construirá una senda por el margen derecho de la carretera que permitirá completar un itinerario continuo entre las travesías de O Cruceiro (Narón) y la parroquia de Lago (Valdoviño).

Posición cobarde y caprichosa
Los vecinos de O Val, a través del concejal de ENE, Alfonso Casal, calificaron ayer la decisión de “cobarde, por non aceptar o diálogo cos veciños; caprichosa e despilfarradora, en tanto que suporía tirar moito diñeiro invertido en proxectos, xestión e na obrigada indemnización á empresa contratada”, indicaron.
Así insisten en que siguen esperando una respuesta oficial a su petición de diálogo, petición que reiterarán durante la mañana de hoy por registro en el edificio administrativo de la Xunta en Ferrol tras la concentración y lectura del correspondiente manifiesto previsto en la plaza Camilo José Cela.

La Xunta suspende las obras de la senda peatonal y ciclista de O Val