El Concello estudia asumir el derribo de las casas ruinosas en Ferrol Vello

calle benito vicetto cortada
|

El Concello de Ferrol podría acometer de forma subsidiaria las obras y los derribos necesarios para subsanar la situación de emergencia que se vive en las tres calles de Ferrol Vello cerradas al tráfico y a los peatones. El peligro de que pudiese haber desprendimientos, sobre todo llegada la época de temporales e importantes vientos, hizo que se tomase la decisión de cortar parte de las calles Carme Curuxeiras, Benito Vicetto y Mercé. Ahí hay varios edificios ruinosos. Son los números 26, 28, 30, 32, 36, 38 y 40 de Curuxeiras y los 24 y 26 de Vicetto.
Todos estos inmuebles tienen pendientes órdenes de ejecución de diversas actuaciones, precisamente para evitar riesgos a los viandantes o las casas vecinas. En algunos casos datan de 2001. Cuando se acumulan hasta cinco multas por incumplimientos el Concello se hace cargo de las obras y derribos de forma subsidiaria y después cobra el coste a los propietarios de las viviendas. Son trámites largos que además dependen de la planificación económica del Ayuntamiento. En Ferrol Vello, donde los cortes de calles ante el riesgo de derrumbes son habituales, se intentará agilizar la situación. Tal y como se explica desde la institución municipal, el Concello “procederá en canto sexa posible” a realizar las intervenciones en los edificios. Uno de ellos está incluido dentro de los derribos de cuatro inmuebles en distintos puntos de la ciudad, precisamente acometidos por la falta de respuesta de los dueños. El primero que se tirará está en la calle María y la obra está pendiente de adjudicación.

protesta vecinal
Los vecinos de las zonas afectadas recibieron con sorpresa el cierre, el pasado lunes, de parte de tres calles situadas en el corazón del barrio. Esa misma tarde se concentraron como protesta por esta medida y por la falta de información. Además reclamaban poder pasar para no tener que dar rodeos en la llegada al consultorio médico y que pudiesen acceder ambulancias y otros vehículos de emergencias si fuese preciso.
Desde Urbanismo se insiste en que la medida es necesaria porque “o prioritario é garantir a seguridade dos cidadáns” y el estado de los edificios “pode provocar que se precipiten elementos sobre a vía”. Explican que se prohíbe la circulación con vehículos y el tránsito peatonal “se ben se permite camiñar polas zonas con menos perigo”. Además se ha dado orden a la Polícia de que reponga los cierres en las zonas en las que habían sido desplazados para poder pasar.

El Concello estudia asumir el derribo de las casas ruinosas en Ferrol Vello