La Marea retoma el plan RUA tras meses de quejas por el abandono de la ciudad

La suciedad y el abandono de las calles son temas de crítica constante por parte de los vecinos desde la llegada de la Marea a la Alcaldía | javier alborés
|

La Marea recuperará el plan RUA de limpieza y acondicionamiento de calles que desarrolló el PP durante su mandato en una versión que se denominará “A pé de barrio”.

La medida, anunciada por el alcalde, Xulio Ferreiro, llega dos años después de eliminar la iniciativa de los populares y con casi constantes denuncias por parte de los vecinos sobre la suciedad y el abandono de la ciudad. Durante este tiempo, no obstante, desde el Gobierno local se ha insistido en que A Coruña está “razonablemente limpa”. Hasta el punto de que la concejala de Medio Ambiente, María García, llegó a asegurar que eran los medios de comunicación los responsables de crear entre los coruñeses una sensación de suciedad en las calles que no existía realmente.

Fue a principios de diciembre cuando, en respuesta a una vecina que le recriminaba la falta de limpieza en la ciudad, García apuntó a la prensa: “Creo que é un pouquiño o tema mediático, o dos medios de comunicación, que están todos os días, todos os días, falando do mesmo”. Para la edil, era evidente entonces que si el servicio de limpieza es exactamente el mismo, con los mismos operarios, la ciudad “está exactamente igual de limpa que hai dous anos”.

Una postura diferente a la que había adoptado unos meses antes, cuando se lamentó precisamente de la falta de medios del contrato vigente y reconoció que eso planteaba problemas para mantener la ciudad tan limpia como sería deseable. “Non chegan os medios, necesítovos”, pidió en aquel momento la concejala a los vecinos.

Protestas

Los vecinos, por su parte, denunciaron durante estos dos años de forma repetida que las calles están descuidadas. Por todos los medios a su alcance: desde llamadas al número de atención al ciudadano, a través de los grupos de la oposición y de forma directa a los responsables municipales.

Recién creado el escaño ciudadano una vecina reclamó la continuidad del plan RUA, que desde la bancada de la Marea se comprometieron a mantener. La misma petición fue llevada por el grupo del PP al pleno de enero del año pasado, donde de nuevo se confirmó que el plan se continuaría. Y meses después, la falta de limpieza de la ciudad volvió al salón de sesiones.

Fuera de María Pita, el abandono generalizado de los barrios ha sido tema recurrente en los encuentros mensuales “Dillo ti” con los vecinos.

A pé de barrio

Tras dos años de protestas, el mes próximo está previsto el comienzo del plan A pé de barrio, tal como anunció el regidor. “Cada mes vamos coidar un distrito da cidade: vanse repintar todas as liñas, facer unha limpeza en profundidade e cambiar as sinais que estén en mal estado”, enumeró el alcalde, que explicó que muchas de estas actuaciones estaban pendientes del nuevo contrato de señalización vertical y pintado. “Vanse notar moitas actuacións na rúa grazas aos contratos de mantemento e reparación de beirarrúas e áreas peonís da cidade”, en los que el Gobierno local invierte más de 3,2 millones cada año, prometió Ferreiro al respecto.

En la misma línea, señaló que también entrará en vigor “en breve” el nuevo contrato de parques y jardines, con una inversión de casi dos millones de euros para este año, a través de la que se cambiará el mobiliario y se adecentarán los parques, entre ellos, la Rosaleda, “qué é certo que está un pouco pocha”, reconoció.

Ya para el próximo año anunció un contrato de limpieza viaria “que adaptará o servizo ás necesidades reais e actuais dos barrios”. “O contrato de limpeza pública estaba previsto para unha cidade que non é a actual: onde non existía Novo Mesoiro, onde non existían moitos barrios novos, onde hai rúas que antes non estaban”. El nuevo contrato, avanzó, contemplará más personal y permitirá “que a xente estea máis contenta”.

En su repaso por las mejoras próximas de la ciudad, destacó por último el trabajo realizado desde la Concejalía de Medio Ambiente para acabar con los vertidos. “Leva moito tempo traballando para conseguir acadar o obxectivo do ‘vertido cero’, polo que leva moitos anos agardando esta cidade, e que consiste en que non se realice ningunha emisión incontrolada á ría”. Indicó que en las próximas semanas se podrá anunciar que este objetivo está conseguido.

La Marea retoma el plan RUA tras meses de quejas por el abandono de la ciudad