La ópera de lujo llega por primera vez a Starlite

El tenor catalán Joseph Carreras y la soprano Ainhoa Arteta (d), acompañados por la Orquesta Filarmónica de Málaga, durante el concierto de ópera ofrecido dentro de la programación del Starlite Festival, en la loc
|

  La ópera de lujo ha llegado esta noche al Festival Starlite de Marbella (Málaga). Josep Carreras y Ainhona Arteta junto a la Filarmónica de Málaga, dirigida por el maestro David Giménez, han puesto esta noche a prueba la acústica de la Cantera de Nagüeles.

El tenor catalán y la soprano vasca, referentes de la interpretación lírica, le han dado otro matiz a este festival y al entorno natural que lo cobija. No tiene precio disfrutar de estas voces y esta música en una noche de verano bajo las estrellas del cielo de Marbella flanqueados por las rocas iluminadas de la cantera.

Esas rocas que estos días casi se han resquebrajado con tanto ritmo, sonido pop y latino, hoy no se han desprendido porque no querían hacer el más mínimo ruido para no romper la magia de la noche clásica.

Plácido Domingo ya demostró la excelente acústica de La Cantera en 1983 en lo que puede considerarse el germen del Festival Starlite. El príncipe Alfonso von Hohenlohe, el cantante Julio Iglesias y Plácido Domingo organizaron un recital del tenor usando dicho espacio como auditorio natural por sus óptimas calidades acústicas y su privilegiado entorno natural.

La orquesta, integrada por 60 músicos ha abierto el programa con "L'Arlesienne Suite Farandole" de Bizet.

Ainhoa Arteta ha sorprendido con un vestido negro rematado con una gran flor blanca en el hombro y con una estética de los 60: recogido en alto con el pelo cayendo a un lado.La soprano ha necesitado en ocasiones las gafas para la interpretación de piezas en alemán e inglés.

El segundo acto ha sido mucho más castizo en la voz de Arteta con piezas como "La del manojo de rosas" y "La canción de la paloma". En su vestuario también se ha notado el toque español con un vestido que presentaba volantes verticales y una flor en el pelo.

Del alma le ha salido a un espectador un "guapa" dirigido a la soprano al que ella ha contestado con un "tengo una gran equipo atrás".

Carreras ha arrancando el "bravo" del público con "Vurria" de Rendine y con "The impossible dream" de Rodgers. Y ha demostrado su veteranía sin mirar ni una sola vez la partitura en todo el recital.

No es la primera vez que estas dos voces se entremezclan. La última vez fue en el Palau de la Música en 2007. Pero en esta ocasión los dos artistas sólo han coincidido en el escenario al final de los dos actos. Solo dos piezas de un repertorio de 14 que ha sabido a poco a los asistentes. Gracias que los bises los ha vuelto a unir con "Solamente una vez", "Non ti scordar di me" y "La Traviata".

Los precios de las entradas oscilaban hoy entre los 80 euros de la grada y los 700 de los palcos vip y esta subida respecto a otros conciertos se ha notado en el auditorio de La Cantera que presentaba hoy más lugares vacíos.

El publico de esta noche de ópera en Starlite ha sido mucho más maduro del que acostumbra a asistir a este festival. En todos los sentidos. Sobre todo se ha notado en la ausencia de teléfonos móviles y tabletas iluminadas grabando y fotografiando desde la platea y las gradas.

Entre los asistentes hemos encontrado al Secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez y al Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros. Este último tenía doble razón para asistir: su afición a la ópera y el hecho de que este año la Marca España haya nombrado a Ainhoa Arteta embajadora de la marca en el ámbito cultural.

Espinosa ha comentado que la Marca España apoya el Festival Starlite en la medida en que es "un acontecimiento que atrae el turismo y la riqueza".

Ricos en experiencias únicas ha salido el público de Starlite con esta cita que se presume será el comienza de futuras veladas de ópera en Starlite.

La ópera de lujo llega por primera vez a Starlite