Sanidade no descarta que tenga que reprogramar operaciones debido al pico de la gripe

|

La conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, admitió ayer que hubo que reprogramar cirugías por el pico de gripe, algo que “no es extraordinario” y que de momento ha sucedido en Ourense pero que no descartó que haya que hacer “en otros puntos”

También aseguró que la atención en los centros sanitarios gallegos debido a la gripe “fue en todo momento de la máxima calidad” si bien señaló que “lo que sí se resintió fue la demora”.

Mosquera rechazó que en esta situación tengan algún tipo de incidencia los recortes, como denunciaron los sindicatos, y afirmó que “en ningún caso ha faltado nada necesario para la labor asistencial” de los profesionales.

Tras asistir con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, a la sede del Instituto de Medicina Legal, la conselleira explicó, en declaraciones a los periodistas, que el pico de gripe se ha adelantado este año respecto a otros anteriores.

“Hemos garantizado una calidad asistencial altísima”, afirmó Mosquera, que explicó que su departamento no está satisfecho “ni con la confortabilidad ni con el tiempo” en el que se ha atendido a los pacientes, una cuestión que “se debe al número de ciudadanos que han acudido a los servicios de urgencia”.

vacunación

“Yo insistí en octubre, noviembre y diciembre para que la gente se vacunara. El 70% de los pacientes que están ingresando no están vacunados”, dijo Mosquera.

En cualquier caso, reconoció que no puede hacer otra cosa que pedir disculpas cuando el sistema no es capaz “de dar la mejor respuesta”, si bien afirmó que la costumbre del Sergas es “dar una muy buena respuesta asistencial en tiempo, forma y calidad”.

La Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, comentó ayer que aunque la actividad gripal es esporádica en España en relación al virus, el nivel de difusión e intensidad comienza a ser epidémico en Galicia.

Según datos de la Red, en la primera semana de 2015 la tasa global de incidencia de gripe ha sido de 31,23 casos por 100.000 habitantes, todavía en valores pre-epidémicos.

Por su parte, la portavoz parlamentaria de Sanidade del PSdeG, Carmen Acuña, denunció que los servicios de urgencias de los hospitales estuvieron “todos colapsados al mismo tiempo” por la afluencia de pacientes con gripe y otras patologías.

Acuña indicó en una conferencia de prensa que esa situación no es debida a la afluencia masiva de personas en una época en la que hay generalmente un elevado contagio de gripe, sino a que “no hay personal suficiente en los servicios de urgencias” para atender a los pacientes y efectuar un rápido diagnóstico, “ni hay espacio adecuado” en algunos centros.

La diputada de la Xunta atribuyó esa situación a los “recortes” presupuestarios acometidos en los últimos años en materia de salud pública, que cifró en unos 500 millones de euros.

Según Acuña, el colapso en los servicios de urgencias se produjo en los hospitales de Vigo, A Coruña, Santiago, Pontevedra, Ourense y Lugo, pero también en otros centros comarcales.

“Por una vez los hospitales públicos de Galicia estuvieron muy coordinados”, ironizó la diputada en esta intervención en el Parlamento, y añadió: “Tanto se coordinaron que hasta se colapsaron los hospitales comarcales”.

Señaló Acuña que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha intentado “culpar a la gripe” de esa situación o “pedir disculpas”, pero consideró que “miente” cuando pretende argumentar que “no son los recortes” la causa de esa situación.

Además, CCOO pidió ayer la dimisión de la conselleira de Sanidade por la “mala planificación” para atender la epidemia.

En un comunicado, secretario de Sanidade, Ángel Cameselle, critica la “ineptitud” y la “nefasta gestión” de Mosquera que “debería dejar su responsabilidad al frente del departamento”.

Sanidade no descarta que tenga que reprogramar operaciones debido al pico de la gripe