Messi machaca al Depor

Deporte Campeón-2015-01-19-004-fefdc92d
|

 

El Deportivo cayó ante el Barcelona, al que no inquietó salvo en un par de acciones esporádicas, y finaliza la primera vuelta con 17 puntos, que bien podrían haber sido más, y ahora pensará en enfrentarse contra rivales más terrenales.

Los culés pasaron por Riazor como un tifón. Fueron un torbellino ante un Depor flojo, que defendió demasiado cerca de su área, que aportó poco en ataque y permitió demasiado al Barcelona. Las escasas faltas son la prueba evidente. Es cierto que el equipo hace honor a su sombre y es limpio, pero no se puede dejar jugar a futbolistas tan sumamente talentosos porque, con espacio y metros para pensar, cada jugada es medio gol.

Y así fue. Tras un paradón de Fabricio a los nueve minutos,  el protagonista del primer disparo, Messi, hacía el primer tanto llegando desde atrás y rematando solo de cabeza. El Depor empezaba ya con la rodilla en tierra.

Siguió el repertorio culé con internadas del propio Messi, Luis Suárez, Iniesta haciendo un slalom sobre la línea de gol... El Depor llegó en el 25 a la meta de Claudio Bravo, ayer un espectador. El disparo de Cavaliro se fue a las nubes en la primera opción ‘seria’ de los coruñeses.

Superada la media hora llegaba el segundo mazazo. En esta ocasión Messi entraba por el corazón del área, donde Iniesta y Luis Suárez, con algo de suerte, construían una jugada que acababa con el argentino a dos metros de Fabricio. Con una sutileza sin igual levantaba la pelota para superar al canario, que nada pudo hacer en ninguna de las jugadas de gol.

La primera parte acabó con una nueva oportunidad de los catalanes y un 0-2 imposible para los coruñeses. Quedaba un mundo pero las sensaciones no invitaban al optimismo.

Los técnicos hicieron cambios  y buscaron, básicamente, dar oxigeno a los equipos. El encuentro siguió por los mismos derroteros. Mandaba el Barcelona.

En el 57 llegó la única intervención del meta visitante en un balón rematado de espaldas, con el exterior del pie derecho, por Juan Domínguez. El esférico acabó en córner.

Fue el espejismo antes del tercero de Messi. A los 61 daba la puntilla al Depor con un disparo perfecto. Sacó el córner, se fue al pico del área, recibió y la puso donde Fabricio no pudo llegar, eso sí, sin oposición alguna de los jugadores deportivistas. Además del talento innato dejaron libertad, en muchas ocasiones, a los culés. El equipo lo pagó caro porque permitir un metro más o menos a estos rivales puede acabar en lamentos.

El encuentro finalizó como empezó, con el Barcelona en el área del Depor. Por si fuera poco llegó una jugada desgraciada en el 82 que acabó con un despeje de Lopo que impactaba en Sidnei y entraba en la meta coruñesa. 0-4 y fin de la historia.

Ahora, con la duda de Cavaleiro, que se retiró con molestias, hay que pensar en el Granada. Vuelve la Liga a la que se le puede meter mano.

Messi machaca al Depor