Feijóo se muestra favorable a que las comunidades puedan confinar

Varios agentes de la Policía Local realizan un control de movilidad en la salida de Santiago | álvaro ballesteros
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se mostró ayer a favor de que las comunidades puedan ordenar confinamientos municipales o provinciales si lo necesitan y aseguró que no considera “un disparate” la posibilidad de ampliar el toque de queda.

Tras reunirse con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, el presidente gallego recordó que desde la pasada medianoche en Galicia el toque de queda ya se adelantó a las 22.00 horas y, preguntado por la situación en Francia, donde se estableció a las seis de la tarde y la posibilidad de hacerlo en España, indicó que no le parece “un disparate” que si alguna comunidad lo necesita lo pueda hacer.

En su intervención, subrayó que “a todos sobrecoge el incremento exponencial” de contagios durante la tercera ola del Covid-19 y reclamó que el decreto de estado de alarma ofrezca las posibilidad de establecer confinamientos municipales o provinciales, aunque insistió en que en Galicia, “de momento”, no sería preciso.

De momento, Cuatro ejecutivos autonómicos (Andalucía, Murcia, Castilla y León y Asturias) pidieron ya al Gobierno central considerar un posible confinamiento domiciliario a pesar de la negativa “por el momento” del Ministerio de Sanidad.

Además, en las últimas horas los gobiernos regionales de Castilla-La Mancha y Extremadura aseguraron al respecto que no descartan esta medida.

Así, el vicepresidente de la Junta de Andalucía y líder de Ciudadanos en la comunidad, Juan Marín, volvió a pedir al Gobierno central que “deje a las comunidades” poder decidir sobre sus posibles confinamientos.

No obstante, hay territorios que no son partidarias a esta medida, como Aragón, cuyo presidente Javier Lambán subrayó que se trata de una competencia del Gobierno central y no de las comunidades autónomas.

Asimismo, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, aseguró ayer que trabajan para “evitar a toda costa” que haya un nuevo confinamiento domiciliario en la región, y pidió “responsabilidad individual” para “doblegar esta tercera nueva ola” en un momento en que la incidencia de coronavirus “sigue creciendo” en toda España.

En todo caso, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, pidió “coherencia” en las peticiones de confinamiento para hacer frente a la tercera ola del Covid-19, así como “no generar debates generales para no hacerse cargo de lo que uno tiene que hacer”.

Por su parte, la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, planteó al Gobierno decidir ya un “confinamiento inteligente” que evite las medidas drásticas y largas del pasado mes de marzo y para el que cree que será necesario decretar un nuevo estado de alarma.

También los sindicatos se suman a esta petición, como hizo la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

Feijóo se muestra favorable a que las comunidades puedan confinar