El 80% de los españoles no hubiese cambiado su voto de saber el resultado

|

Un 26,9% de los votantes de las elecciones generales del 20D reconoce que decidió su voto en los últimos quince días, en la campaña electoral, pero en cualquier caso, el 78,4% de los electores sostiene que no habría cambiado de papeleta si hubiera sabido los resultados, según se desprende del estudio poselectoral difundido por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Las 6.242 entrevistas personales y domiciliarias en las que se basa el sondeo se realizaron entre los días 7 de enero y 19 de marzo y los entrevistados ya habían participado en la macroencuesta preelectoral del CIS. El margen de error es del 1,3%.

El sondeo pone de manifiesto que, una vez conocido el resultado de las elecciones de diciembre, un aplastante 78,4% habría votado lo mismo, un 8% habría optado por la abstención o el voto en blanco, un 5,3% habría metido otra papeleta en el sobre, un 1,7% habría votado una candidatura en lugar de abstenerse y un 0,5% habría elegido un partido en lugar de votar en blanco o nulo como había hecho el 20D.

Un análisis de estos datos según el recuerdo de voto de los entrevistados, revela que los votantes del Partido Popular, Podemos y sus confluencias, y los independentistas de Convergencia y ERC son los más fieles, mientras que los más proclives a cambiar son los de Ciudadanos.

En concreto, 95,2% de quienes apoyaron a los de Rajoy avanzan que volverían a hacerlo aún sabiendo los resultados (sólo lo cambiaría un 1,4%). El porcentaje de leales se eleva al 95,7 en el caso de la alianza valenciana de Podemos y Compromís; al 93,5% en el de En Marea, al 93,3% en el de En Comú Podem y al 90,% de los de Iglesias. En el caso de Democracia i Llibertad, se eleva al 96,7% y marca un 93,8% entre los de ERC.

De los electores que respaldaron a Ciudadanos, un 79,1% volvería a hacerlo, pero un 14,3%habría optado por otro partido (el porcentaje más alto de los que cambiarían de papeleta, según el CIS). En el caso de IU, repetiría el 81,5%, pero elegiría otra opción el 12,2% y, entre los votantes del PSOE un 87,6% les volvería a votar, frente a un 6,5% que se habría decantados por otros, porcentaje que se queda en el 5,6 en el electorado de Podemos.

La sociedad española está dividida a partes iguales en cuanto al seguimiento de la campaña electoral, ya que un 50,8% dice haberla seguido con mucho o bastante interés, frente al 48,8% que confiera que lo hizo con “poco” o “ninguno”. Los que lo han hecho ha sido mayoritariamente a través de la televisión.

El CIS también revela que el 62,8% de los ciudadanos tenía decidido su voto antes del inicio de la campaña, un 9% lo decidió cuando empezó, un 17,6% tomó la decisión en la última semana y el 9,3% el mismo 20D.

El 80% de los españoles no hubiese cambiado su voto de saber el resultado