Los partidos calientan motores mientras ultiman sus listas para las elecciones

GRAF4303. CEUTA, 04/10/2019.- El líder del PP Pablo Casado, conversa con miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional durante la visita al paso fronterizo del Tarajal, esta mañana en la ciudad de Ceuta. EFE/Reduan
|

Los partidos calientan motores ante un fin de semana en el que tendrán que cerrar sus listas para las elecciones del 10-N y mientras se incorporan nuevos asuntos de debate a la precampaña.

Las formaciones disponen hasta el lunes para registrar sus candidatos y aunque los partidos mayoritarios, PSOE y PP, ya anunciaron que habrá pocos cambios en sus listas, en otras fuerzas todavía hay incógnitas importantes, como ocurre con Más País y Cataluña.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ya dijo que quiere “fichar” para su partido a la fundadora de UPyD Rosa Díez, aunque todavía no está cerrado.

Y en el partido de Íñigo Errejón continúan los movimientos tras la incorporación a Más País de la senadora de Adelante Andalucía Esperanza Gómez como cabeza de lista por Sevilla al Congreso, sin que se sepa todavía si tendrá candidatura propia en Cataluña. 

El único líder que durante la mañana de ayer compareció en público fue el presidente del PP, Pablo Casado, en Ceuta, desde donde pidió 400 agentes más de las Fuerzas de Seguridad del Estado para controlar la frontera con Marruecos.

No intervinieron en actos los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, y de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que se reservan para sendas intervenciones hoy.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, lanzó un mensaje a los votantes socialistas en una entrevista en el diario “Levante”, donde se reconoce “en deuda” con los siete millones y medio de españoles que votaron al PSOE por no haber logrado formar gobierno desde los comicios de abril.

Sánchez aludió a uno de los asuntos que marcaron el paso en los últimos días, la posible activación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, para remarcar que si la Generalitat vuelve a la vía unilateral y “pone en riesgo la convivencia”, la respuesta será “primero, firmeza democrática; segundo, proporcionalidad y tercero, unidad”.

Un 155 que Unidas Podemos rechaza aplicar, tal y como ha anticipado su portavoz parlamentaria, Irene Montero, en una entrevista con la que interrumpió su baja maternal, porque sostiene que en 2017 ya se demostró que “no es una solución”.

Ya  por la tarde, la vicesecretaria nacional de Política Social del PP, Cuca Gamarra, aseguró en Las Palmas de Gran Canaria que su partido trabajará por ser la “alternativa” en los comicios del 10 de noviembre, para conformar un Gobierno que dé soluciones a los problemas de España.

Acompañada por los presidentes del PP canario y grancanario, Australia Navarro y Poli Suárez, respectivamente, en un encuentro con el tercer sector, Gamarra subrayó que lo primero que precisa el país es un Ejecutivo que “esté preocupado de lo que son realmente las necesidades de los españoles”.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, manifestó que la derecha, después de promover y no conseguir desde sus formaciones un gobierno de Sánchez con independentistas y “con aquellos que detestan”, se encuentra ahora “desnuda” de discurso.

Durante el primer acto de precampaña del PSOE de Salamanca, el dirigente socialista aseugró que ahora “la derecha lo que quiere es desanimar, desmoralizar, para que solo sus adeptos acudan a las elecciones”.

Los partidos calientan motores mientras ultiman sus listas para las elecciones