Gómez Noya quiere enfilar el título

Diario de Ferrol-2014-08-22-046-f97272d7
|

rEDACCIÓN
fERROL

Sea cual sea el resultado de la carrera mañana en Estocolmo, Javier Gómez Noya llegará a la Gran Final de las Series Mundiales de Edmonton como líder de la competición. A pesar de que el español ha ganado cuatro de las seis pruebas disputadas hasta ahora y de que para la clasificación general contabilizan los cinco mejores resultados junto con la final, el departamental no tiene opciones de dejar sentenciado su triunfo. Ni siquiera lo lograría aunque se llevase la victoria en tierras escandinavas y Jonathan Brownlee y Mario Mola, sus principales perseguidores en la general, sufriesen un, a priori, poco probable descalabro. Con todo y con eso, Javi Gómez Noya no ha querido perder la ocasión de afianzar un poco más su privilegiado primer puesto –aventaja en 496 puntos al segundo clasificado– y, sobre todo, afinar su puesta a punto para la cita de Edmonton, apenas una semana después.
Además, en Estocolmo, el triatleta ferrolano tendrá la oportunidad de volver a probarse en la distancia corta en un año en el que las pruebas de velocidad no se le han dado especialmente bien dentro de las Series Mundiales. De hecho, en las dos únicas citas sprint del calendario, las disputadas en Londres y Hamburgo, se vio relegado fuera del podio –fue sexto y cuarto, respectivamente–.

Participantes
En la carrera, que arrancará el sábado a las 12.46 horas –aproximadamente–, Gómez Noya tratará de mejorar su rendimiento dentro de un pelotón en el que no faltará ninguno de los deportistas que, junto con él, habitan la zona alta de la clasificación general. De todos ellos, los que más se jugarán serán Jonathan Brownlee y Mario Mola que, además de afrontar su última oportunidad para recortar distancias respecto al departamental, pelearán entre sí para repartirse las otras plazas en el podio, pues actualmente solo quince puntos los separan en la clasificación, con una renta lo suficientemente amplia sobre  Richard Murray y Joao Pereira como para no temer demasiado por su plaza a poco que las cosas les salgan bien.
También estará en la línea de salida el mayor de los Brownlee, Alistair quien, a pesar de estar descartado para el triunfo final después de los problemas físicos que lo mantuvieron apartado de la competición en el primer tramo de la temporada, ha demostrado con su victoria en Hamburgo que vuelve a estar al cien por cien. A buen seguro estará peleando por la victoria parcial en Estocolmo, donde ya ganó el pasado año en distancia olímpica, además de ser un inmejorable colaborador de cara a los intereses clasificatorios de su hermano. n

Gómez Noya quiere enfilar el título