David Fernández, séptimo con Cabo en la primera cita

|

redacción
ferrol

Cabo de Cruz, la única trainera gallega “superviviente” en esta edición de la Bandera de La Concha, llevó a cabo ayer su debut en la fase final de esta importante cita con un remero ferrolano en su tripulación.
El departamental David Fernández y sus compañeros afrontaron en la bahía donostiarra la primera de las dos pruebas tras la que se decidirá el campeón de esta competición. La trainera de Boiro compartió salida con Urdaibai, Kaiku y Portugalete, en una tanda en la que, en la ciaboga, la lucha parecía quedar en manos de Bermeo y Kaiku. Sin embargo, fueron los primeros los encargados de imprimir un ritmo más fuerte a la prueba, cruzando la línea de meta con un tiempo de 19:02.98, quedándose a tres segundos del récord establecido por Castro en 2006. Por detrás, Kaiku, Portugalete y Cabo –19:39.42–, a 36.44 segundos de los ganadores y a ocho de su inmediata predecesora en esta tanda.
En la segunda de las mangas, Hondarribia, a la postre primera, se quedó muy lejos del tiempo de Bermeo, aunque a solo un segundo de Kaiku, conformando estas tres traineras, junto con Orio, la que será la tanda de los “mejores” el próximo domingo en San Sebastián.
Por su parte, David Fernández y sus compañeros tomarán parte en la segunda de las pruebas. Cabo acabó esta primera jornada en la séptima posición, con mucha renta sobre el octavo, la Donostiarra, y con diferencias que pueden ser recortadas respecto a Portugalete y San Juan, quinta y sexta. Cabe recordar que la tabla final se establece sumando los tiempos de las dos regatas. n

David Fernández, séptimo con Cabo en la primera cita