Una jornada para creer

Las ferrolanas no dependen de sí mismas para acceder a la lucha por subir a Primera | d. alexandre
|

Solo queda una jornada para que termine la liga regular en la Segunda División femenina de fútbol sala y todavía pueden pasar muchas cosas y que haya cambios en los equipos que disputen la promoción de ascenso a la máxima categoría nacional.


El Valdetires es uno de los equipos implicados en esa lucha aunque, desgraciadamente, no depende de sí mismo para conseguir el objetivo. El cuadro departamental necesita ganar su partido en la cancha del Morrazo y que pierda el Soto del Real B o que el Cádiz, en el grupo tercero, no pase del empate en el encuentro que le toca dirimir en su cancha.
El cuadro ferrolano está preparando con intensidad ese último enfrentamiento de la liga regular, ya que lo único que puede hacer es quedarse con los tres puntos en su envite y luego esperar que le ayude alguno de los otros dos resultados.


La plantilla completó ayer la última sesión preparatoria de la semana, en la que el técnico dio los últimos retoques a un rival, sobre el que existen muchas dudas, porque cambio varias veces de entrenador a lo largo de la campaña.


El preparador del Valdetires, Manu Lombardia, destaca que “con el entrenador que tenían, sabíamos claramente cuál era su manera de jugar, pero con el nuevo no sabemos con lo que nos vamos a encontrar, aunque tenemos que demostrar que las únicas que se juegan algo en el encuentro somos nosotras”.

Mentalidad
El equipo ferrolano lleva varias jornadas trabajando muy bien y con intensidad y su técnico señala que “las jugadoras llegan bien mentalmente al partido y conscientes de que tenemos que estar igual que el sábado anterior ante el Chiloeches, en el que estuvimos muy serias atras y con acierto en ataque, aunque pudimos marcar más goles”.


El hecho de que el equipo ferrolano no dependa de sí mismo es una de las cosas que preocupa al técnico que destaca que “a mi sí que me gustaría que me fuesen informando como van los otros banquillos, aunque tampoco querría que lo fuesen sabiendo las jugadoras”.


En cuanto a los otros dos en cuentros en los que, indirectamente, va a estar “jugando” el Valdetires, Manu Lombardia manifiesta que “tengo más espectativas de que pueda perder el Soto, porque va a una cancha complicada como es la de Segovia, aunque también tengo que decir que un empate le llega para ser campeón”.


Además, el técnico lucense añade que “en el otro veo más difícil que el Cádiz pierda, porque se va a enfrentar al antepenúltimo clasificado, que ya no tiene nada que hacer, porque ya está descendido”.

Trabajo
Dependiendo de cómo quede la situación del cuadro departamental después de la disputa de la jornada, también dependerá si las jugadoras ponen punto y final al trabajo o si, por el contrario, tienen que continuar para preparar la eliminatoria por el ascenso.


Sobre eso, el preparador comenta que “esperemos que tengamos que seguir entrenando, pero si no nos clasificamos pararemos de entrenar, aunque puede que quedemos un día para hacer una sesión especial”.

Una jornada para creer