“Ana” causa más de 260 incidencias en Galicia con alerta roja en algunas zonas

Un bajante decorativo evacúa gran cantidad de agua, en el casco histórico de Santiago | Lavandeira jr (efe)
|

La borrasca profunda “Ana” causó ayer más de 260 incidencias en Galicia, que vio activada la alerta roja por vientos en varios puntos. Este fenómeno meteorológico provocó la caída de decenas de árboles en distintas zonas, bolsas de agua en carreteras, cortes de luz, así como inundaciones en calles y viviendas.
La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantuvo ayer en alerta roja por “riesgo extremo” de rachas de viento muy fuertes –que podían llegar a los 140 kilómetros por hora– a nueve provincias del norte peninsular, entre ellas, las de Pontevedra, Ourense y Lugo. El Centro Integrado de Atención ás Emerxencias (CIAE) 112 Galicia gestionó entre las 08.00 y las 17.00 horas de ayer un total de 261 incidencias relacionadas con el paso de “Ana”.
Así, por ejemplo, en Ferrol, el viento arrancó de cuajo una palmera del muelle, que cayó en la calzada impidiendo la circulación de los vehículos. Además, en Pontevedra, un árbol se precipitó sobre un turismo que circulaba por la PO-10. Con todo, el ocupante no resultó herido y solo hubo que lamentar daños materiales.

Encharcamientos
En Santiago, los bomberos atendieron situaciones de encharcamientos de la vía pública –en la zona de As Fontiñas y la Vía das Burgas– así como en viviendas de toda la ciudad. También se registraron múltiples incidencias por cables del tendido eléctrico tirados en las carreteras.
Durante la jornada de ayer, la provincia que más incidencias registró es la de Pontevedra, con hasta 144 avisos al 112. Le sigue A Coruña, con 72; Lugo, con 27; y, por último, Ourense, con 18.
La Xunta informó de que en la provincia pontevedresa, los municipios más afectados por el temporal fueron Vigo, Pontevedra, O Porriño, Soutomaior y Caldas. Por su parte, en A Coruña, los que presentaron más incidencias fueron Santiago, Boiro, Narón, Outes, Muros y Bergondo. En las de Lugo y Ourense, las localidades que más incidencias registraron son Lugo, Navia de Suarna, Monterroso, así como Ribadavia y Viana do Bolo, respectivamente.
Aunque en el CIAE 112 Galicia no consta que hubiese que lamentar daños personales vinculados a los efectos del temporal, si se produjeron desperfectos de consideración.

Tejados y muros
Entre los más destacados está la caída de parte del tejado de una casa deshabitada en el municipio pontevedrés de As Neves, así como el derrumbamiento del muro de una casa habitada en el lugar de Moreiras, en Chantada (Lugo). Por ello, la zona fue precintada y balizada.
Por otro lado, los fuertes vientos ligados al temporal obligaron a desviar o cancelar vuelos en ciudades como Vigo, Sevilla y Bilbao, aeropuertos que además se vieron afectados por las anulaciones de salidas y llegadas internacionales a raíz de la meteorología en el resto de Europa.
A nivel interno, el aeropuerto más afectado fue el de Vigo, que sufrió seis desvíos a otros puntos de la red y cinco cancelaciones.
El de Santiago sufrió otro desvío, mientras que Sevilla recibió un avión procedente de Valencia con destino a Málaga. Y a Madrid se dirigió un vuelo procedente de Barcelona que iba a Vigo.
Mientras, el temporal dejó ayer sin suministro eléctrico a más de 20.000 clientes de Gas Natural Fenosa en Galicia. Por provincias, la mayor parte de las incidencias se concentraron en Pontevedra con 11.700, seguida por A Coruña con 5.000 y Ourense por 3.000. En Lugo se registraron 320. Según Gas Natural Fenosa, la mayoría de incidencias se produjeron por la caída de ramas y árboles sobre las líneas del tendido eléctrico.

“Ana” causa más de 260 incidencias en Galicia con alerta roja en algunas zonas