Un atentado contra un bus militar en Túnez deja al menos a once muertos

Tunisian police officers are pictured after an attack on a military bus in Tunis, Tunisia November 24, 2015. At least 11 people were killed on Tuesday after an explosion hit a bus carrying Tunisian presidential guards along a major street in the centre

|

Al menos once personas murieron y otras muchas resultaron heridas a causa del atentado perpetrado ayer contra un autobús de guardias presidenciales en la capital tunecina, según confirmó el Ministerio de Interior de este país.

El Ministerio de Interior tunecino fijó en once el número de fallecidos, de acuerdo con la agencia de noticias oficial TAP, aunque otros medios de comunicación elevaron la cifra de víctimas mortales hasta los 22.

El suceso tuvo lugar en la avenida Mohamed V de Túnez. Los testigos mencionaron que se produjo una fuerte explosión, aunque se desconoce si procedía de una bomba colocada en el interior o de un ataque externo.

Las fuerzas de seguridad ya acordonaron la zona y comenzaron a evacuar a los heridos a los hospitales cercanos, nada más ocurrir el suceso en cuestión. 

El primer ministro, Habib Essid, y el ministro de Interior, Najem Gharssali, se desplazaron hasta el lugar de los hechos al poco de acontecer.

Por su parte, el presidente del Parlamento, Mohamed Ennaceur, decidió convocar a todos los grupos con representación en la sede legislativa a una reunión de urgencia para abordar la situación, de acuerdo con Radio Mosaique.

Como primera medida, las autoridades decidieron reforzar la seguridad en torno al aeropuerto internacional de Túnez-Cartago, que permanece abierto, a pesar de que en un principio la prensa local informaba sobre el cierre del aeródromo.  

Estado de emergencia

Horas después del supuesto atentado, las autoridades de Túnez anunciaron la declaración del estado de emergencia y de un toque de queda tras el atentado perpetrado ayer en la capital contra un autobús que transportaba a guardias presidenciales y que ha dejado al menos once muertos.

El Ministerio del Interior confirmó que el Gobierno quiere declarar un estado de emergencia para darles más autoridad a las fuerzas de seguridad. 

El país magrebí levantó el mes pasado esta misma medida excepcional, impuesta tras el ataque contra un zona turística en Susa en junio.

Por su parte, el presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, canceló su inminente viaje a Europa y confirmó la imposición de un toque de queda en la capital. Los movimientos estarán limitados hasta las 05.00 horas (hora local) de hoy.

El Ministerio del Interior explicó que al menos once personas murieron y diecisiete resultaron heridas por este ataque, perpetrado en la avenida de Mohamed V de la capital tunecina. 

Una fuente de la Presidencia apuntó a la probable explosión de un terrorista suicida a bordo del vehículo, aunque no hay nada confirmado.

“Estaba en Mohamed V, a punto de meterme en mi coche, cuando hubo una enorme explosión. Vi al autobús saltar por los aires. Había cuerpos y sangre por todas partes”, relató Bassen Trifi, testigo de lo ocurrido.

Un atentado contra un bus militar en Túnez deja al menos a once muertos