Nacho Novo vuelve a casa por Navidad

Sesión de entrenamiento del Racing Club Ferrol de fútbol Anexo de A Malata Jorge Meis (30-12-2015) TEXTO: Nacho Novo realiza un disparo
|

 

Estar al lado de su padre y su hermana significó para Nacho Novo el mejor regalo navideño posible. Después de muchos años sin pasar estas fechas en Ferrol, por jugar en el extranjero –“es una experiencia impresionante, que no cambiaría por nada del mundo”, reconoce–, volver al sitio donde nació, creció y se formó como jugador le trajo buenos recuerdos. “Pisar este campo, estar en este vestuario... ha sido especial”, reconoció el delantero, que ayer comenzó a trabajar con el Racing, club al que se podría unir con vistas a la segunda parte de la temporada. “A ver qué pasa, pero estar al lado de mi padre y de mi hermana es una buena opción para mí”, explicó el ariete.
Precisamente la presencia de su padre, Richard Gómez, es una de las razones que más influirán en la decisión de quedarse. “Me he perdido muchos años de estar con él por jugar en otras ligas y es una de las personas que más me ha motivado para ser positivo. Donde he llegado ha sido, sobre todo, gracias a él, se lo tengo que agradecer y por eso quiero pasar mucho tiempo a su lado”, expone el delantero ferrolano antes de recordar que el aspecto sentimental pesará más que el económico cuando trate los términos de su posible vinculación al club de la ciudad naval.
A la espera de reunirse con el presidente y el consejero delegado del Racing, Isidro y “Chino” Silveira, para hablar sobre un futuro que podría pasar por la liga de India a partir de agosto, Novo trabaja a las órdenes de Miguel Ángel Tena, un técnico del que destaca que “desde el primer momento me trató muy bien. Exige mucho y por eso el equipo va así”, y con una plantilla de la que destaca la gran primera vuelta liguera que está realizando y el hecho de formar un vestuario “de diez”. Por eso, el ariete ferrolano espera tardar poco más de siete días en ponerse físicamente a la altura de los jugadores de la plantilla racinguista, pero mientras mantiene la misma ilusión de un chaval de 16 años. “Eso es lo más importante”, recuerda.

exigencia
Pero, al margen de quedarse o no en el Racing, el delantero espera que empezar a ejercitarse con el cuadro verde con la idea de encontrar un destino de cara a la segunda parte de la temporada le permita mantener la ilusión por seguir jugando al fútbol. “Soy trabajador y me exijo a mí mismo. Eso es lo que te permite conseguir todos los objetivos que te plantees de cara al futuro más inmediato”, dice el delantero.
Uno de los próximos es el de ser entrenador, aunque en principio a Nacho Novo le gusta trabajar con categorías de base.

Nacho Novo vuelve a casa por Navidad