Sánchez sorprende a los barones y dará a las bases la ocasión de valorar los pactos

Spain's Socialist Party (PSOE) leader Pedro Sanchez (front row, C) presides over the party's federal committee meeting at their headquarters in Madrid, Spain, January 30, 2016. REUTERS/Andrea Comas

|

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dio la sorpresa ayer al anunciar ante el Comité Federal de su partido que consultará a la militancia un posible pacto de investidura o de gobierno con otros partidos, propuesta que los “barones” socialistas asumieron y aceptado públicamente con más o menos entusiasmo.

Aunque en sus declaraciones ante los medios de comunicación todos los líderes regionales del PSOE dieron su apoyo a la iniciativa de Sánchez, “barones” afines al secretario general indicaron que esta propuesta fue un golpe de efecto que dejó “descolocados” a muchos. Hay incluso quien admitió que “tensa la cuerda” de Ferraz con las federaciones críticas.

Después de unas horas tensas a cuenta de la fecha del congreso, que fue una vez más objeto de trifulca entre la dirección y las federaciones críticas, Sánchez desvió el foco con su anuncio, de manera que se dejó de especular sobre el momento en el que el PSOE se congregará para renovar su cúpula y su posible coincidencia con unas elecciones.

La atención se centró en esa consulta, que da la primera palabra sobre un posible acuerdo de gobierno a las bases, dejando al Comité Federal “atado” a la decisión de la militancia, que la dirección confía que esté con Pedro Sánchez. Y, de esta manera, se anticipa a un posible veto del Comité Federal.

El líder socialista lanzó su propuesta sin especificar en su discurso el procedimiento de la consulta a las bases y después la dirección del partido explicó a los medios de comunicación que será la militancia la que tenga la primera palabra sobre el resultado de las negociaciones. Aunque la consulta no será vinculante, sí “compromete políticamente” al Comité Federal.

Y algunos “barones” lo entendieron justo al revés, es decir, que sería el máximo órgano del partido entre congresos el que diera primero su opinión, por lo que se han enterado después por la prensa de cómo se pensó que sea el procedimiento.

Sánchez sorprende a los barones y dará a las bases la ocasión de valorar los pactos