ERC saca la bandera estelada al balcón en Barcelona y el PP una española

|

El líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, y otros concejales republicanos colgaron una “estelada” en el balcón del Ayuntamiento mientras presenciaban los “gegants” de la plaza Sant Jaume por la fiesta mayor de La Merce, y el líder del PP, Alberto Fernández, descolgó una española, algo que abuchearon los ciudadanos congregados en la plaza.

Desde la plaza se oyeron gritos de “Independencia” cuando Alberto Fernández y otros concejales populares sacaron la bandera –lo que intentó evitar el teniente de alcalde Gerardo Pisarello– después de pedir a Bosch que retirara la “estelada”, y ambas fueron retiradas. .

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, han encabezado ayer la comitiva popular de la fiesta mayor de La Merce, que se ha desarrollado en un ambiente festivo y tradicional, acompañado por “castellers” y “gegants”.

Colau y Mas se encontraron ante la basílica de La Merce después de la misa –la primera que se hace fuera del programa oficial de la fiesta mayor de la ciudad, y a la que no asistió la alcaldesa–, donde se saludaron cordialmente antes de empezar la comitiva.

En el camino hacia la plaza Sant Jaume, ambos recibieron tanto elogios como algunos silbidos de algunos de los muchos ciudadanos que siguieron la comitiva, durante la cual también se oyeron gritos de “Independencia” y de “Sí se puede”.

A la comitiva hacia la plaza Sant Jaume se sumaron concejales del Gobierno de Colau –que tampoco acudieron a la misa– y ediles del resto de grupos municipales excepto de la CUP.

Con respecto al incidente de las banderas, la alcaldesa de Barcelona, lamentó que se haya hecho un uso “electoralista” del balcón del consistorio. Declaró a los periodistas que la plaza Sant Jaume debe ser un espacio para la libertad de expresión, las pancartas y las banderas, pero que el balcón del Ayuntamiento es un espacio de todos que debe respetar la pluralidad, y añadió: “Sabe mal que se intente utilizar electoralmente, porque a nadie se le escapa que estamos en los últimos momentos de campaña” de las elecciones catalanas.

Al ser preguntada por los periodistas, Colau recordó que no se implicó en la campaña de las elecciones catalanas de mañana porque es alcaldesa por una candidatura que se articuló expresamente para Barcelona y en el ámbito municipalista.

La primera edil destacó que, pese a ser de ámbito municipal, a su confluencia le importan los comicios del 27S, y esperó que “las fuerzas del cambio obtengan buenos resultados”.

Colau mostró su “confianza personal” en el candidato de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell –dijo que fueron compañeros de activismo durante décadas–, aunque añadió que también confía en otras personas de otras candidaturas al 27S.

ERC saca la bandera estelada al balcón en Barcelona y el PP una española