Más de 214.000 personas perdieron el carné de conducir en la última década

12/06/2016 Guardia Civil detiene a un joven en Alhama de Murcia por conducir a 192 km/h . La Guardia Civil de la Región de Murcia detuvo el pasado miércoles en Alhama de Murcia al conductor de un turismo que fue captado circulando a 192 Km/
|

Un total de 214.150 personas han perdido la vigencia de su permiso de conducir por cometer infracciones de las normas de tráfico, tras diez años desde que se implantó el sistema de carné por puntos. Además, 8.750 personas lo han perdido dos veces y al menos 219 personas se han quedado sin carné de conducir tres veces o más, según la directora general de Tráfico, María Seguí.

En total, durante la primera década, hasta 7,5 millones de conductores (de los 25 millones que hay actualmente en España, según Seguí) han perdido algún punto por razones que suelen estar relacionadas con el exceso de velocidad (46%), no llevar el cinturón de seguridad (11%), utilizar dispositivos móviles durante la conducción (10%), la detección del consumo de alcohol o drogas o no llevar casco al circular en vehículos en que es obligatorio (2%).

poco respeto a las señales

Además, en el caso de vías urbanas el porcentaje de sanciones que conllevan la detracción de puntos del carné incluyen infracciones relacionadas con la falta de respeto a los semáforos (27%), a las señales de “Stop” (1%) y la prioridad de paso (1%) y por casos de mal estacionamiento (2,99%).

Aún así, la directora de la DGT explicó que se han perdido más puntos en aquellas infracciones que “más y mejor se han vigilado” e indicó que desde la implantación del sistema se ha reducido el número de sanciones asociadas a la pérdida de puntos porque “la gente aprende que eso no lo debe hacer y por lo tanto deja de hacerlo”.

De hecho, la directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Garbiñe Sáez, se mostró convencida de que la velocidad es la principal causa de detracción de puntos porque “es lo más fácil de controlar”. “La capacidad de control de las administraciones tiene mucho que ver con la cantidad de puntos que se detraen”, aseguró Garbiñe Sáez.

La Dirección General de Tráfico y sus homólogos autonómicos en Cataluña y País Vasco celebraron ayer, 17 de junio, un acto conmemorativo de la primera década desde que se implantó el sistema (el 1 de julio de 2006), en el que valoraron positivamente la efectividad de la iniciativa de cara a la concienciación de los conductores y la reducción de víctimas mortales en accidentes de tráfico.

En este sentido, la responsable del Servei Català de Trànsit, María Eugenia Domènech, subrayó que, pese a la oposición inicial de algunos sectores a la implantación del sistema de puntos, el desarrollo del sistema a permitido que los conductores pasaran de creer que tenían “un derecho casi absoluto” a manejar un vehículo, a adoptar una perspectiva de “contrato con el resto de la sociedad” en el que se otorga “un voto de confianza al conductor”. “Los conductores sabemos ahora que si no respetamos las normas de tráfico vamos a perder esa confianza”, apuntó.

Así, en términos de sensibilización, la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas mostraba que el 69% de los españoles considera ahora que la introducción del sistema de carné por puntos fue una medida “buena o muy buena”, frente a un 8% que la valora negativamente, y un 17% asegura haber cambiado su forma de conducir desde entonces.

Sin embargo, más allá de la concienciación, los estudios disponibles sobre los efectos del carné por puntos en la evolución de las víctimas de accidentes de tráfico indican que hay un descenso en el número de muertos en carretera de “entre el 10% y el 14%” durante este periodo.

Más de 214.000 personas perdieron el carné de conducir en la última década