La deuda acumulada de FIMO asciende a 1,8 millones de euros

|

La presidenta del Consorcio Pro-Feiras e Exposicións, Ana Prego, señaló ayer que asume dicha responsabilidad, según el acuerdo adoptado en el seno de la Cámara de Comercio, marcándose el objetivo de que en el plazo de seis meses se constituya la fundación. La responsable no quiso adelantar si en caso contrario presentará la renuncia y dejó claro su interés en que no es su intención imponer plazos, pero sí apuntó que en varias ocasiones la Cámara de Comercio ha aprobado los estatutos de la nueva entidad, la última vez en 2009, y que reiteradamente falló el Concello a la hora de realizar los trámites oportunos por su parte.

En la reunión del consejo de administración que se celebró el miércoles, señaló Ana Prego, el concejal Alejandro Langtry, vicepresidente de FIMO, manifestó la total voluntad del actual gobierno municipal de impulsar la transformación del consorcio en fundación, por lo que se espera que se dé el definitivo impulso a este proyecto. Junto con la Cámara y el Concello entrarán en dicha fundación la Xunta de Galicia y la Diputación de A Coruña, instituciones ambas que ya han expresado, también, su disposición a participar.

Por otra parte, el consejo de administración habló de la situación económica de FIMO. Según las cifras presentadas por la presidenta, Ana Prego, la deuda actual del complejo asciende a 1.809.000 euros. La responsable señaló que se trata de una cifra negativa generada a lo largo de los últimos cinco años y que en el pasado ejercicio se consiguió atenuar la curva de pérdidas. Entre otras cuestiones, el consorcio imputa en dicha cuenta las indemnizaciones por despido improcedente que ha de pagar a cinco trabajadores y que, en suma, supondrán 297.000 euros.

La intención de la Cámara de Comercio, tras asumir la presidencia del consorcio, es presentar en el menor plazo posible un plan de viabilidad que conllevará una reestructuración de personal. El proyecto pasa necesariamente, señaló Ana Prego, por “optimizar recursos”.

La deuda acumulada de FIMO asciende a 1,8 millones de euros