Solo dos playas de la comarca no son aptas para el baño

|

De las 47 playas en las que la Consellería de Sanidade analiza la situación sanitaria de sus aguas en las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal, solo dos de ellas están calificadas con una calidad insuficiente, suspendiéndolas como aptas para el baño.
Son los arenales de A Concha, en el municipio de Cariño –el concello cuenta sin embargo con otras cuatro playas de calidad excelente, las de Figueiras, Fornos, Basteira y Peiral– y el del río Eume, en As Pontes –este concello incorporó el pasado año dos playas continentales del lago, que están calificadas con calidad de las aguas excelente–.
Esta clasificación sanitaria, que es la que estará vigente, de no producirse ningún problema de contaminación, para la temporada de 2017, no mejora los resultados del año pasado, aunque se contemplaban en la comarca seis arenales que incumplían los requisitos. Los de A Cabana y Caranza, en Ferrol; Barallobre, en Fene; y Centroña y Ber, en Pontedeume, que suspendían los análisis del año anterior, no se contemplan ya como aguas para el baño en los análisis de 2016, que certifican la calidad para esta temporada. Se quedan con el suficiente, playas que otros años habían obtenido resultados negativos como la de Ares; A Magdalena, en Cedeira; A Graña, en Ferrol y Sopazos, en Pontedeume. Por su parte, la calificación de buena es obtenida por Area Longa, Cedeira; Río Sandeu, Coido y Almieiras, las tres en Fene; San Felipe, en Ferrol y A Concha, en el municipio de Ortigueira. n

Solo dos playas de la comarca no son aptas para el baño