Bomberos del parque ferrolano pedirán una inspección de trabajo debido al mal estado del edificio

decenas de recipientes recogen el agua que cae de las goteras del techo los recipientes para recoger el agua que cae del techo se multiplican en las diversas estancias del edificio. a la hora de realizar su trabajo los bomberos del parque de a gánd
|

Están las 24 horas del día pendientes del teléfono y la rapidez en su respuesta es vital a la hora de que cualquier tipo de percance tenga un final feliz. Los bomberos del parque ferrolano de A Gándara se afanan en realizar su trabajo día a día pero a ellos nadie les rescata de la lamentable situación en que tienen que hacerlo desde hace años, poniendo en riesgo su propia vida, según reconocen, incluso antes de salir de las instalaciones del propio parque. Así lo denuncia el colectivo, que ya anunció que, ante la pasividad de los diferentes gobiernos locales y el empeoramiento de la situación, presentará en los próximos días una denuncia en la inspección de trabajo. La gota que ha colmado el vaso fue, según explican desde el propio Cuerpo, la caída de uno de los bomberos tras resbalar al pisar el agua de una de las múltiples goteras que presenta la cubierta del edificio cuando salía para realizar un servicio. La denuncia está en marcha. El resto de compañeros, desafortunadamente, corren riesgos similares a diario a la vista del estado en que se encuentran las instalaciones.

El colectivo denuncia las precarias condiciones en las que, desde hace años, desarrolla su actividad

Las últimas obras de reforma de las instalaciones se ejecutaron, según indican desde el parque de bomberos, en 2002. El edificio tiene tan solo 20 años, pero la última década no ha pasado en balde y la falta de trabajos de mantenimiento se acusa cada vez más. “Queremos que haya una inspección real de las instalaciones y que la realice alguien ajeno al Concello, para que vea si se reúnen o no las condiciones de seguridad y salubridad”, afirman. Con la denuncia de la situación el colectivo tratará de que alguien tome cartas en el asunto. En los últimos mandatos ningún gobierno local ha atendido las necesidades de las instalaciones, lo que ha derivado en la situación actual. Las denuncias formuladas por parte del equipo de bomberos de modo oficial no han tenido, por el momento, respuesta alguna.

Los bomberos aseguran que las instalaciones incumplen algunas normativas. “Las puertas industrial y de emergencias no funcionan”, señalan, al tiempo que denuncian los problemas que, en más de una ocasión, provocó el mal estado de la canalización eléctrica. “A veces se producen contactos por la humedad o inundaciones y se anula el teléfono, el sistema que nos permite mover los portalones... En más de una ocasión hemos tenido que montar un generador para, al menos, poder tener línea telefónica y recibir los avisos”, asegura uno de los bomberos.

 

inversiones

El concejal de Servicios, Pablo Cal, aseguró conocer el estado en que se encuentra el parque de bomberos de A Gándara. “Es un edificio antiguo y mal conservado, por lo que trataremos de mantenerlo en las mejores condiciones posibles”, aseguró. El edil ferrolano indicó que este año el gobierno local prevé realizar en las instalaciones “alguna intervención a nivel reparaciones”. No hay una partida específica en el presupuesto, según reconoció, pero se podría habilitar una, indicó, del montante reservado para obras y reparación y mantenimiento de edificios.

Además, el gobierno local ya confirmó que procederá a licitar de nuevo la compra de un camión con escalera para el parque de bomberos, tras quedar desierto el anterior concurso, convocado a finales del pasado año.

A la espera de estas inversiones comprometidas por el edil de Servicios y de cualquier acción o intervención que permita mejorar el estado actual del parque de A Gándara, los bomberos continúan afrontando su trabajo a pesar de los impedimentos con que se topan a diario para hacerlo, al menos, en condiciones dignas.

Bomberos del parque ferrolano pedirán una inspección de trabajo debido al mal estado del edificio