Los contagios descienden tras dos semanas de cierre en la ría de Ferrol

Un momento de la explicación a los alumnos del IES As Telleiras | sergas
|

Las cifras de contagios detectados en las últimas horas, 24, confirmaban ayer un descenso claro de este parámetro en el área sanitaria de Ferrol. Los positivos el jueves pasado eran 84 y hace dos jueves, 58. De hecho, en los últimos siete días se detectaron 248 positivos nuevos en total, mientras que en la semana previa fueron más del doble, 560.

Las cifras de PCR, que oscilan según los días y tienden a aumentar o descender según la evolución, se han situado en las últimas siete jornadas en una media de 525 diarias. En la semana anterior esta cifra media fue de 658, alcanzando récords de muestras analizadas en toda la pandemia (777 el 29 de octubre). De hecho, en el último mes, la media ha sido de 500 PCR al día, datos muy superiores a los anteriores.

Con esta moderación en los contagios y con el elevado número de altas (que tendría que mantenerse así, ya que empiezan a incluirse como curados los casos correspondientes al pico), los activos bajan. Ayer eran 931.

Esta situación todavía no tiene reflejo en el hospital, que padece las consecuencias del período de máximos contagios y del incesante goteo posterior, así como de la incidencia en grupos de edad muy vulnerables al virus. De este modo, ayer la presión en el Arquitecto Marcide seguía en máximos, con 48 personas en planta y 8 en UCIs.

Aunque el panorama puede volverse del revés rápidamente, como se demostró a lo largo de las últimas semanas, el mapa de incidencia en Ferrolterra se va despejando. Ferrol, Narón, Neda y Fene están confinados desde hace dos semanas, con prohibición, además, de reuniones de no convivientes; y el sábado se sumaron a la zona Ares y Mugardos, ampliándose las restricciones a la hostelería, cerrada salvo para pedidos para llevar. Es de prever que, con estas duras medidas en vigor, la tendencia se mantenga, como sucede en ciudades como Ourense y Santiago, que empezaron antes los cierres.

Los contagios de los últimos siete días tienen todavía en alerta roja a Ferrol y a Narón, mientras que Fene baja a naranja y Neda está ya en amarillo. Valdoviño, Cabanas, Pontedeume y Ares están también en el primer nivel de alarma. Cedeira cambia a verde, junto con Mugardos, y en este color se mantienen todo el Ortegal y los municipios del interior.

Intervención comunitaria

La colaboración ciudadana para frenar la expansión del virus es crucial, y para eso debe proporcionarse una información clara y accesible. Siete residentes de enfermería familiar y comunitaria se desplazaron al IES As Telleiras, en Narón, para dar información sobre la Covid a estudiantes de 3º y 4º de la ESO.

El objetivo es que los más jóvenes “entendan o que pasa e por que hai restriccións e normas”, explica la tutora de las enfermeras internas residentes de Narón, Sofía Martínez-Falero.

Datos sobre el curso de la enfermedad y cómo les afecta se complementaron con medidas de protección.

Los contagios descienden tras dos semanas de cierre en la ría de Ferrol