La AVV de Recimil relaciona el suceso de la catana con ocupaciones irregulares

El barrio municipal tiene problemas de convivencia y de inseguridad ciudadana, además de sufrir ocupaciones ilegales a lo largo de los años | jorge meis
|

Una semana después del suceso ocurrido en la calle Mugardos de Recimil, en la que dos hermanos fueron heridos de consideración con una catana, la Asociación de Vecinos del barrio ha reclamado una reunión con el alcalde, Jorge Suárez, para tratar el tema de la inseguridad en esta zona de Ferrol y su vinculación con la ocupación de viviendas o las adjudicaciones que la entidad considera irregulares y que ponen en peligro el día a día de los antiguos residentes de las conocidas como Casas Baratas.

El presidente de la entidad, Ignacio Caselas, alude a los hechos del pasado 17 de mayo y acusa al ejecutivo local de no haber hecho nada al respeto “dado que estas situaciones vienen siendo reiteradas y advertidas por esta entidad en este barrio, desde hace más de 20 años”.

De este modo, explica que el atacado por arma blanca –recibió importantes heridas en los dedos, pierna y estómago– es un vecino “histórico” del barrio y la familia agresora –que fue puesta a disposición judicial– vive en Recimil con una adjudicación “a pesar de las protestas de esta asociación, ya que tiene atemorizado al resto del barrio por esta y otras circunstancias parecidas”.

Para los responsables vecinales, Recimil se ha convertido en un “gueto de inseguridad” que altera la paz ciudadana e intranquiliza al vecindario. De hecho, estas viviendas, de propiedad municipal, están habitadas mayoritariamente por personas de avanzada edad “que ven enturbiado su sosiego por unas adjudicaciones que aumentan en detrimento de la convivencia pues, mientras unos abandonan el barrio por unos precios abusivos pese a llevar más de 50 años en el barrio, otros se incorporan al mismo con importantes descuentos en los alquileres, sin que el Concello atienda a las demandas de los vecinos”. Las peticiones vecinales se refieren, en muchas ocasiones, a que los pisos que van quedando desocupados, se ocupan ilegalmente o se adjudican “a ciudadanos, cuando menos de vida disoluta”.

 

Adjudicaciones de pisos
El presidente de la entidad vecinal apunta que el Concello concede la adjudicación de viviendas basándose en informes aportados por residentes que la AVV califica de “indeseables”. También culpa al ejecutivo local de entregar viviendas municipales de este barrio a personas que “están en prisión y tienen atemorizada a toda la comunidad”.

La inseguridad en el barrio y las medidas y criterios que el Concello de Ferrol sigue a la hora de adjudicar pisos del parque de viviendas municipal de Recimil son los temas sobre los que la asociación vecinal pide una reunión específica con el regidor local, Jorge Suárez, ante la inseguridad que, asegura, rodea a los vecinos del barrio y que puede llevar a hechos tan graves como el del pasado miércoles, con un apuñalamiento en un espacio en el que se celebraba el mercadillo semanal y que estaba repleto de gente, como viene siendo habitual cada semana.

 

La AVV de Recimil relaciona el suceso de la catana con ocupaciones irregulares