Miles de visitantes desafían al mal tiempo en la Feira da Plantación de San Sadurniño

Los buenos precios de las plantas de exterior dispararon las ventas de estos productos en las primeras horas del evento | jorge meis
|

San Sadurniño volvió a vivir ayer una exitosa edición de su tradicional Feira da Plantación, a pesar de que el tiempo fue menos primaveral que en otras ocasiones. Sin embargo las inclemencias meteorológicas no desanimaron a miles de visitantes a acudir a un evento que, tal y como comentaba el edil responsable de Desarrollo local, Manolo Varela, “está consolidado y a la gente no le importa el tiempo que haga”.

Además, como medida preventiva, el concello instaló de nuevo una gran carpa que soportó las embestidas del viento . Debajo de ella, expositores con planta y flor llegados de San Sadurniño y de otros municipios de la comarca, que dieron cuenta durante la mañana de buena parte de sus existencias.

Los productores, que valoraron como “más que satisfactoria” esta nueva edición, vivieron durante toda la jornada un constante goteo de compradores e interesados, pero tuvieron a última hora de la mañana su momento de mayor ajetreo en un recinto que parecía quedarse pequeño por momentos. “No hay más que ponerse a la salida y ver cuanta gente marcha con plantas”, señaló el edil Manolo Varela.

Los favoritos
De nuevo fueron las plantas de exterior –“cuanto más floreadas mejor”– las que tuvieron mayor salida, debido también a que eran de las que había más oferta y más variedad. La planta aromática, en respuesta a la moda actual de experimentar en la cocina con sabores nuevos y contrastados, tuvo también enorme éxito.

De la feria también hubo quien se fue con árboles frutales para trasplantar o con una amplia colección de materias primas: pimientos, tomateras, lechugas o cebollas. De estos últimos productos había mucho donde escoger en los puestos del exterior que llegaron a montar por la mañana en vista del panorama. Los productores comentaron los estragos que la helada había dejado en parras, cerezos, kiwis, pexegueiros y otros árboles que terminaron quemados.
En la XXII Feria de la Plantación también se pudieron encontrar quesos, empanada, rosquillas y alguna artesanía, como la que vendían los niños y niñas de la compañía Bombiglobo para financiar su proyecto musical enmarcado en el programa LÓVA que se desarrolla en el CPI desde hace varios años. La mayor actividad en el encuentro se registró hasta las 14.00 horas, cuando se sortearon los lotes de productos.


A lo largo de la tarde hubo un constante ir y venir de gente, aunque sin el trasiego de la mañana. El Concello instaló un puesto en el que se agasajó con un lote de plantas a los asistentes y donde también hubo talleres en los que los más pequeños plantaron una flor y decorarle la maceta.

Miles de visitantes desafían al mal tiempo en la Feira da Plantación de San Sadurniño