La confianza de Feijóo en los contratos de Pemex no disipa las dudas de los sindicatos

trabajadores Navantia en Santiago
|

Improbable o imposible. Son las respuestas de los representantes sindicales en Navantia Ferrol a la última referencia aportada por Alberto Núñez Feijóo para el inicio de la construcción del flotel de Pemex. El presidente de la Xunta confía en que el corte de chapa se produzca antes del 21 de diciembre, dado que aludió a “este otoño”, lo que deja apenas dos semanas de margen después del anuncio de adjudicación, previsto para el 6.  
Cuando se firmaron los supuestos contratos, el 19 de septiembre de 2012, la dirección de Navantia anunció que la construcción del flotel se desarrollaría durante 2013, 2014 y parte de 2015. En febrero de este año, cuando las dudas y la impaciencia cundía en las plantillas de Fene y Ferrol, el ministro Cristóbal Montoro aseguró en sede parlamentaria que se cortaría chapa en marzo y pidió tranquilidad a la oposición indicando, además, que la compañía pública tenía trabajo “para bastante tiempo”. Después el presidente de la SEPI, Ramón Aguirre, ya únicamente se atrevió a apuntar que el hito se produciría antes de que acabase el año.
El portavoz de CCOO en Navantia Ferrol, Ignacio Naveiras, reconoce que sería importante que el corte de chapa se produjera dentro de este ejercicio, porque ese hito supone la entrada de ingresos y la mejora del balance en un ejercicio que se vislumbra catastrófico, pero apunta que los anuncios y declaraciones que se han hecho hasta ahora no aportan “ninguna tranquilidad”.
Desde UGT, Jesús Pérez consideró que las últimas declaraciones de Feijóo “son otro pase torero más” y Manuel Grandal, de la CIG, apuntó que “é un menosprecio á sabiduría dos galegos e da xente de Ferrol, que sabemos o que é o sector naval”. En las dos semanas que quedarían entre la notificación del fallo y la entrada del invierno, apunta este último representante sindical, “casi non da tempo a que chegue o aceiro desde Bilbao”.

ministro
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, habló de nuevo este miércoles de Navantia en la sesión de control al Gobierno. A preguntas del socialista Francisco González Cabaña, el responsable reconoció que las gestiones comerciales para conseguir carga de trabajo para los astilleros públicos “no han terminado bien todavía” y enfatizó que el Ejecutivo está “complemente comprometido con Navantia” y que su intención es “garantizar los puestos de trabajo y el futuro de la empresa”.
De nuevo ayer, por otro lado, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, reiteró que existen los contratos de los floteles. En respuesta a los periodistas, durante la comparecencia posterior al Concello da Xunta, aseguró que “están firmados con luz y taquígrafos, con un informe de la Abogacía del Estado, y si alguna de las partes no los cumple entiendo que hay incumplimiento de contrato”. Dijo, además, que desde Barreras y Navantia le transmiten que no hay novedades al respecto más allá de un retraso derivado de cambios en la estructura de Pemex.

La confianza de Feijóo en los contratos de Pemex no disipa las dudas de los sindicatos