A recuperar el sabor de una victoria

|

La derrota de la semana pasada en Burgos, añadido al empate de hace dos frente a la Cultural Leonesa en A Malata, aumentan en la plantilla racinguista las ganas de ganar de cara al encuentro de mañana contra el Guijuelo. También en Miguel Ángel Tena, que apunta que “cuando vienes de una derrota hay que corregir los errores para hacernos fuertes en casa y sacar este partido adelante”. El preparador recuerda que, para ello, el cuadro verde deberá rendir a su mejor nivel desde el instante inicial y no mediado el período inicial, como hizo la semana pasada en El Plantío. “Tenemos que salir ‘enchufados’ ya desde el primer minuto, porque si salimos con la misma intensidad que el contrario ganaremos, por tenemos más calidad que nadie en la categoría”, explica.
De todas maneras, el entrenador castellonense alerta acerca de lo difícil que puede ser el Guijuelo. Por una parte, por sus argumentos futbolísticos –“es un rival muy peligroso, porque se asocia bien en el centro del campo y le gusta tener la posesión de pelota para así tener profundidad en la zona de finalización”, recuerda–. Pero también por su situación clasificatoria, con la permanencia virtualmente sellada y sin más objetivo que acabar logrando la clasificación para la Copa de la próxima temporada –“yo preferiría enfrentarme a un equipo que se esté jugando algo, porque así la presión es para los dos. Pero, a estas alturas, el Guijuelo no tiene presión y eso lo hace más peligroso, sobre todo jugando contra el líder”, cree–.

capacidad
Sin embargo Tena, que en principio tendrá a toda la plantilla en condiciones de hacer frente al encuentro, confía en un conjunto que ha demostrado su calidad a lo largo de esta temporada. “Hay que recordar que somos el mejor equipo de la categoría, con seis puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, algo que cualquiera hubiera firmado a estas alturas”, recuerda. Además, a pesar de las dos jornadas sin ganar, el preparador recuerda que “somos los segundos mejores de la segunda vuelta, a pesar de que parece que no estamos haciendo las cosas bien, solo por detrás de un Tudelano que lleva muchas jornadas sin perder”. Todo ello lo lleva a decirse “muy contento” por la dinámica de una escuadra que mantiene el objetivo de acabar la liga regular en lo más alto para tener más opciones de conseguir el ascenso a Segunda.

A recuperar el sabor de una victoria