El Rugby Ferrol regresa poco a poco a la actividad

La primera plantilla del Rugby Ferrol estuvo entrenando durante todo el verano | Jorge Meis
|

Después de pasar buena parte del verano ejercitándose, la plantilla del Rugby Ferrol se ha tomado un pequeño receso a la espera de que el día 11 la Federación Española se reúna para decidir si las competiciones que de ella dependen pueden empezar y cuándo han de hacerlo. El ente federativo manejaba tres escenarios temporales posibles. El primero, que el arranque de la actividad fuese el 20 de este mes, ya quedó descartado, pero este viernes ha de determinar si es posible asumir el inicio el 11 de octubre, como estaba previsto, o si es necesario retrasarlo hasta mediados de noviembre. 

Esta decisión condicionará el futuro inmediato del equipo sénior del Rugby Ferrol, pendiente de disputar el play-off de ascenso a División de Honor B y de, en función de ello, planificar su temporada. Así, el equipo vela armas pendiente de esta posible reestructuración de una hoja de ruta que, como en otras disciplinas, está condicionada por las medidas que de forma inminente debería de hacer públicas el Consejo Superior de Deportes para la vuelta a la actividad deportiva.

Independientemente de lo que suceda, la formación  sénior de la entidad, regresará mañana al trabajo. Será el momento de regreso también de los deportistas de categoría sub 18, que se ejercitarán con anterioridad al primer equipo.

Es la forma en la que, de forma gradual y progresiva, el club pondrá el punto de partida a una campaña rodeada de incertidumbre también en lo que a las categorías de base se refiere. Así, la próxima semana –martes 15– ser el turno de los sub 16 y, posteriormente   lo harán los sub 14 –lunes 21– y la escuela –sábado 19–, aunque esta última está todavía pendiente de confirmación.

La idea es que, al menos al principio, cada grupo se ejercite solo un día a la semana, esperando también conocer si esta campaña habrá o no competición en las categorías de formación. Sea como fuere, los equipos ajedrezados se ejercitarán por el momento siguiendo un estricto protocolo en el que el contacto está excluido. De ese modo, la actividad se centrará en la mejora de la técnica individua. 

El Rugby Ferrol regresa poco a poco a la actividad