Tres partidos para un fortín

Carlos García espera que el Racing vaya mejorando poco a poco su nivel | jorge meis
|

Olvidado el fiasco de la primera jornada, en la que sucumbió por 4-0 en el campo del Somozas, y superada la transición en que se convirtió la derrota, aunque dando buena imagen frente al Deportivo –“ahí demostramos que tenemos ganas de progresar como equipo”, destacó Carlos García–, el Racing se prepara para estrenarse en A Malata. Tres son los partidos que jugará de manera consecutiva como local porque, aparte de los dos que correspondían por calendario, también jugará como local contra el Polvorín –rival de la tercera jornada liguera del grupo 1– por las obras de acondicionamiento que se están realianzando en los campos lucenses de A Cheda y el Ángel Carro, respectivamente.
Empezando por el encuentro del domingo frente al Ourense CF, la plantilla racinguista coincide en señalar en la importancia de convertir el estadio de A Malata en prácticamente inexpugnable. “Esto debe ser un fortín. Con el equipo que tenemos, la gente que venga tiene que decir que es casi imposible ganar”, explica el mediocentro sevillano. Mientras, su compañero Catú avisa de que “en nuestra casa tenemos que mandar nosotros y sacar todos los puntos posibles. No puede venir nadie a quitarnos puntos”.

Exigencia
La dureza física de jugar contra el Deportivo solo dos días después de enfrentarse al Somozas hizo que los jugadores sufriesen durante el partido contra el cuadro herculino, un rival que juega dos categorías por encima y que obligó a la escuadra de la ciudad naval a correr mucho tiempo detrás del balón. “Jugar a las 48 horas, dos días después de un partido, es lo peor muscularmente. Lo notamos, pero ahora ya nos estamos recuperando”, incidó el defensa central Catú.
Ahora llega el momento de pensar en el Ourense CF, un rival del que el defensa compostelano tiene referencias por jugadores que conoce –“Rober, Tomás...”, recuerda– y el mediocentro sevilla del sistema que emplea –“juegan un 4-4-2”, dice–. Pero los dos están convencidos de que el cuadro verde muestre su mejor versión para lograr la victoria. l

Tres partidos para un fortín