La Xunta retoma las ayudas a colegios que ofrecen educación separada por sexo

|

La Xunta ha decidido, tras el resquicio que ofrece la nueva Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), renovar los conciertos educativos con los colegios religiosos que ofrecen educación segregada entre niños y niñas.

El Diario Oficial de Galicia publica hoy, 18 de agosto, la orden de la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria que modifica las ayudas a los centros privados en función de la aplicación de la nueva ley educativa general, lo que ha causado amplio revuelo entre los grupos de oposición.

Tras numerosas sentencias judiciales a instancias de sindicatos y otros colectivos, el Gobierno gallego había decidido el año pasado retirar los conciertos para los primeros cursos de primaria o secundaria, hasta que el Supremo se pronunciase sobre el recurso que pesaba sobre las ayudas públicas a este tipo de centros, en los que solo hay niños o niñas en las aulas.

Aunque otra nueva sentencia niega la posibilidad de que se ofrezcan ayudas públicas a este tipo de educación, el fallo tenía su base en la anterior ley, la LOE, ante lo que la Xunta justifica retomar las ayudas a este tipo de colegios religiosos porque esta norma está derogada.

La nueva norma, explica el Gobierno gallego, contiene una disposición transitoria que regula la aplicación temporal de un artículo de la vieja ley a los centros privados a los que se denegó la ayuda.

De esta forma, la administración ve una vía libre para la renovación de las ayudas en estos centros.

El anuncio de esta disposición del Diario Oficial supuso la reacción unánime de la oposición contra este tipo de conciertos.

De este modo, los socialistas han denunciado el "sectarismo ideológico radical" del Gobierno gallego al retomarlos, "aprovechando las vacaciones de verano".

El diputado socialista Vicente Docasar recordó que el Supremo había declarado ilegal la financiación de estas ayudas con dinero público y, pese a que la Xunta justifica la decisión en una disposición transitoria de la LOMCE, apuntó que esta norma nació por "voluntad" del PP, tienen "clara fecha de caducidad" y está recurrida por los socialistas ante el Constitucional.

Docasar exigió al conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, que busque la fórmula para que los centros con los que se firman los conciertos, "vinculados al Opus", "devuelvan de forma inmediata el dinero recibido indebidamente", tres millones de euros.

También AGE reclamó la devolución de estos conceptos y consideró que el Gobierno gallego se ha declarado "en rebeldía" a la hora de acatar sentencias que elimina los conciertos educativos que segregan por sexos a los niños y a las niñas.

Por su parte, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, se ha referido a esta polémica en su cuenta de Twitter: "Conciertos sexistas demuestran que no hay recortes para la ideología reaccionaria".

También el secretario nacional de CIG-Ensino, Anxo Louzao, ha calificado de "un insulto", además de "totalmente inaceptable", esta decisión de la Xunta.

Sin embargo, el portavoz parlamentario de Educación del PPdeG, Román Rodríguez, ha justificado la postura de la Xunta al asegurar que devolver a los centros que separan por sexo la posibilidad de concertar los primeros cursos, que se les había retirado el año pasado, da cumplimiento a la legislación vigente.

Indicó a este respecto que diferentes sentencias reafirman que la enseñanza separada por sexos "no discrimina a nadie, ni a los niños ni a las niñas" y que la decisión de optar por un modelo educativo o por otro está reflejada en la Constitución y que no se puede discriminar a las familias por la elección de un sistema u otro.

La Xunta retoma las ayudas a colegios que ofrecen educación separada por sexo