El Somozas dio la de arena

Pontevedra Club de Fútbol-Unión Deportiva Somozas 16ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol Pasarón Diario de Pontevedra (6-12-2015) TEXTO: El portero local Edu intenta despejar la pelota ante varios rival
|

 

El Somozas dio la de arena en Pasarón. El grupo verdiblanco, que hasta ahora se había caracterizado por su buen nivel como visitante, sacando partido a la velocidad de sus jugadores ofensivos y la calidad de sus lanzadores, no mostró ninguna de estas características en el partido que ayer lo enfrentó al Pontevedra. Por eso fue por lo que perdió un encuentro en el que apenas tuvo opciones de sacar nada positivo. Por lo menos, el “colchón” adquirido en semanas pasadas le hace seguir cómodamente situado en la tabla clasificatoria de la categoría. 
El tanteo que se registró en los primeros minutos, en los que el Somozas cedió la iniciativa del juego a un rival que intentaba sacar partido de la presión que hacía en campo contrario para recuperar la pelota y crear peligro, parecía vislumbrar que el partido se iba a decidir por pequeños detalles. Así, el cuadro verdiblanco intentaba que los minutos fuesen avanzando hasta encontrar el instante para asestar el golpe.
Sin embargo, el gol con el que el Pontevedra se adelantó antes de llegar al cuarto de hora –Jacobo remachó al fondo de las mallas una pelota suelta en el área visitante– destapó la peor versión del Somozas. Entre la falta de intensidad y los despistes en acciones que parecían tener solución más fácil, el cuadro granate coleccionó llegadas sobre la portería visitante que a punto estuvieron de convertirse en gol. Un chut de Jandrín que se fue un poco desviado, un remate de Verdú que Mandaluniz detuvo con seguridad, otro tiro del que había sido goleador que el cancerbero del Somozas desvió “in extremis”, un lanzamiento de Pablo Carnero a puerta vacía que se fue alto... Fueron las acciones que pudieron hacer que la distancia de la escuadra local aumentase, mientras que el Somozas solo se llevó a su cuenta un disparo de Mario Barco desde fuera del área que se fue ligeramente desviado.
Al menos, las desgracias sufridas por el equipo pontevedrés en forma de lesión –el mediocentro Álex Fernández y el central Pablo tuvieron que ser sustituidos casi consecutivamente– frenó el ímpetu local. Así que el tramo final del primer acto fue más o menos tranquilo para el Somozas, pero consciente de que en la segunda parte tenía que cambiar mucho si quería sacar algo positivo de su actuación en Pasarón.

balón parado
Sin embargo, ese esperado cambio no llegó, sino que el partido se fue introduciendo en una dinámica de control por parte del Pontevedra frente a un Somozas que apenas era capaz de acercarse a la portería contraria. La falta de posesión hizo que las ocasiones del cuadro verdiblanco se limitasen casi a acciones a balón parado, en las que apenas fue capaz de rematar de una manera nítida. De todas formas, con el paso de los minutos, más por insistencia que por argumentos, el encuentro se fue jugando más en terreno de juego del Pontevedra, aunque el empate no llegó a estar nunca cerca de producirse.
Por contra, los espacios que fue dejando el Somozas fueron aprovechados por el Pontevedra para montar contraataques peligrosos. En uno de ellos, una internada de Borjas por la banda izquierda se resolvió con un pase interior al desmarque de Jandrín que, solo ante Mandaluniz, cruzó la pelota para establacer el segundo tanto del cuadro granate. Quedaban alrededor de diez minutos para el final del encuentro, pero en realidad ese tanto significó el final de la acción, porque el Pontevedra ya tenía bastante con la ventaja con la que contaba y el Somozas no encontraba caminos para generar peligro sobre la meta contraria. Será otra semana cuando trate de aumentar su casillero de puntos.

El Somozas dio la de arena