La localidad de Nogueirosa acogió ayer la tercera edición del festival “Castelo Folk”

Tras la comida popular la música y los juegos se sucedieron en la zona | E.C.
|

Con la vista puesta en el cielo, arrancó ayer una nueva edición del festival Castelo Folk, que organiza la agrupación Xente de Aquí y de Acolá y que contó con la colaboración del Ayuntamiento local, que promovió la tercera edición de la andaina “Camiño Real”.
Así, a las diez y media de la mañana salían de la villa eumesa (Praza Rosalía de Castro) quienes optaron por acercarse hasta el Castillo de Andrade a pie por el conocido como Camiño Real, un recorrido circular de 5 kilómetros que pasa por O Cruceiro y Zeus hasta llegar a la parroquia de Nogueirosa y que la administración local busca poner en valor con acciones como esta. Un recorrido que a pie y a ritmo medio puede llevar poco más de una hora y media. La misma distancia en vehículo se cubre en unos 13 minutos, según las estimaciones del Concello. Para quienes prefirieron hacer el recorrido en autobús el Ayuntamiento activó un servicio durante todo el día que permitió a los participantes asistir a la comida popular o los conciertos, con salidas de ida desde la marquesina a las 14.00, 17.00 y 21.00 horas. Los regresos hacia Pontedeume se produjeron un cuarto de hora después. De este modo se permite a la gente participar en todos los actos programados o solo en alguno de ellos.
El programa diseñado este año por los organizadores del Castelo Folk contó con la tradicional exposición de trabajos de artesanía, que incluyó exhibición de las palilleras e hilanderas de la asociación Cabanas Rural. El grupo Gandaina se encargó de animar la mañana con una serie de alboradas y los más pequeños pudieron disfrutar con los juegos tradicionales propuestos por la organización. Pese al mal tiempo que mantuvo a los asistentes con temor a que empezara a llover en cualquier momento la comida popular arrancó tal y como estaba previsto a las 14.00 horas. Los asistentes pudieron degustar churrasco cocinado por los organizadores en la explanada del Castillo de Andrade.

Clausura
Tras la comida, a las 16.30 horas, arrancaron los talleres artesanales dirigidos a los más pequeños, juegos tradicionales y música. Seguidamente, a partir de las cinco y media de la tarde, arrancaron las actuaciones vespertinas a cargo de la agrupación naronesa de folk Quenindiole. También amenizaron la tarde las cantareiras de la Agrupación Cultural Orballo.
La cita festiva culminó con tradicional festival, que arrancó pasadas las ocho de la tarde. Los primeros en arrancar los aplausos de los asistentes fueron los integrantes de la agrupación Xente de Aquí e Acolá. Seguidamente tomaron la campa diferentes grupos de música tradicional gallega como Airiños de Fene, los gaiteiros de la agrupación de Melide Os Melindaos y Tiruleque, que puso el broche final al festival. l

La localidad de Nogueirosa acogió ayer la tercera edición del festival “Castelo Folk”