Alvariño, apeado en Berlín por escaso margen

Alvariño sigue en liza en la prueba mixta por escuadras | QWERTY MAGAZINE
|

El concurso de Miguel Alvariño en la competición individual de la Copa del Mundo de Berlín concluyó ayer de forma precipitada después de caer eliminado en la ronda de dieciseisavos de final del torneo. Curiosamente, la derrota de Alvariño llegó justo en el emparejamiento en el que su tiro se mostró más afinado. Algo que no fue suficiente para derrotar al kazajo Sultan Duzelbayen, que se llevó la victoria por 2-6.
Un ventaja amplia pero que, sin embargo, se fraguó en dos sets resueltos por una mínima diferencia a favor del kazajo quien, en el cómputo global de la eliminatoria, consiguió solo dos puntos más que Alvariño.
El emparejamiento comenzó con un empate a 27 puntos tras una primera entrada de tanteo. Alvariño, que se mostró bastante regular, repitió puntuación en el segundo set, que se mantuvo muy igualado hasta que Duzelbayen marcó un diez en la última flecha y tomó ventaja en el marcador (27-28 para 1-3).
Una nueva entrada que finalizó en tablas llevó el electrónico hasta el 2-4 que dejaba al pontés al borde de la eliminación. Alvariño debía mejorar su precisión para forzar un último set y lo consiguió sumando su primer diez del emparejamiento. Su adversario no tardó en enjugar esta ventaja y, con dos dieces en sus dos últimas flechas se llevó el set (28-29) y con ello el duelo (2-6).
La selección española se quedó ya sin representantes en este cuadro de recurvo masculino pues, además de Alvariño, en la mañana de ayer también quedó apeado de la competición Pablo Acha, el otro español que aún seguía en liza.
A Miguel Alvariño, sin embargo, aún le queda trabajo por hacer en el cuadro mixto por equipos, en el que, junto con Andrea Marín, superó ayer la primera eliminatoria. España derrotó en este envite a Finlandia por 1-5 en un emparejamiento que dominó en todo momento. Esta mañana los espera Turquía, que fue tercera en el “round” clasificatorio y que se presenta como un complicado oponente. l

Alvariño, apeado en Berlín por escaso margen