El cadáver de Blanca Fernández Ochoa ha sido localizado en el borde de la zona de búsqueda

20190904-637032066432760642_15120525
|

El cadáver de Blanca Fernández Ochoa ha sido localizado en las proximidades de la ladera norte del pico de la Peñota, en el borde de la zona de búsqueda de la exesquiadora desaparecida, que podría llevar muerta más de una semana, ha informado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación.
El pico, situado ya cerca de Segovia, tiene una altitud de 1.945 metros y el punto donde ha sido encontrado el cadáver es un lugar boscoso con poca visibilidad, por lo que los drones no la habían sobrevolado. La Peñota está a unas dos horas en el que se encontró el coche de Blanca, estacionado al menos desde el día 25 en el aparcamiento de Las Dehesas de Cercedilla.
La zona de la Peñota iba a ser rastreada esta misma tarde, después de que un vecino informara hoy a los responsables de la búsqueda que se había encontrado con Blanca a finales de agosto y que le había dicho que iba a subir a caminar por esa zona.
Sin embargo, un guardia civil de la sección canina, hoy fuera de servicio y vecino de Cercedilla, ha encontrado el cuerpo sin vida de la deportista pasadas las 13 horas después de que su perro, un pastor alemán, le avisara del hallazgo. Entonces, lo ha comunicado a los responsables del dispositivo, que se han desplazado rápidamente al lugar.
También han llegado a ese punto familiares de la exdeportista, para realizar la identificación tanto del cuerpo como de la ropa que llevaba, que ha sido positiva. Psicólogos del Summa-112 han acudido al lugar para ofrecerles apoyo psicológico, han confirmado a Europa Press un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid.
Hasta Cercedilla también se está acercando la delegada del Gobierno en Madrid, María Paz García Vera, y el consejero de Interior, Justicia y Víctimas de la Comunidad de Madrid, así como el resto de la familia Fernández Ochoa.

La medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa se cruzó poco antes de su desaparición con un vecino de Cercedilla al que dijo que iba al Pico de La Peñota y, antes de alejarse, dio un beso a la estatua de su hermano Paquito y se santiguó.
Así lo han explicado a Efe fuentes de la investigación, que han detallado que los agentes de Homicidios contaban desde esta mañana con la información de que un vecino de Cercedilla había visto a la esquiadora pocos días después de su desaparición, si bien no han concretado la fecha exacta en la que se encontraron.
A este hombre, de unos 40 años, Blanca le aseguró que se dirigía a esa montaña, aunque no llevaba mochila, y al despedirse de él para supuestamente iniciar la ruta le dio un beso a la estatua de su hermano Francisco, que estaba cerca, y se santiguó, según las fuentes.
Esta estatua se erigió en Cercedilla en 2006 poco antes de la muerte del medallista olímpico, que aparece con los brazos en alto celebrando un título. 
El pico de La Peñota tiene una altitud de 1.945 metros y se alza en el límite provincial de Madrid y Segovia. 
En la vertiente madrileña, la montaña está dentro del término municipal de Los Molinos (Madrid), en el que reside el guardia civil fuera de servicio que hoy ha encontrado junto a su perro el cuerpo de la mujer.
Hasta el lugar se han desplazado los expertos de la Científica y Homicidios, y la autopsia determinará las circunstancias de la muerte.
Lola Fernández Ochoa, hermana de Blanca, ha ayudado a los investigadores a identificar el cadáver y luego ha vuelto al aparcamiento de Las Dehesas, donde está ubicado el puesto de mando y una carpa para los familiares.
No ha hecho declaraciones pero ha dado las gracias a los periodistas que están en la zona, visiblemente emocionada. EFE
 

El cadáver de Blanca Fernández Ochoa ha sido localizado en el borde de la zona de búsqueda