Sanidad registra un nuevo máximo de muertes mientras se empiezan a cancelar cabalgatas de Reyes

Personal sanitario durante los test serológicos masivos realizados en Torrejón de Ardoz | fernando villar
|

El Ministerio de Sanidad contabilizó ayer 17.395 nuevos positivos de coronavirus, que elevan la cifra total a 1.398.613, con una incidencia acumulada de 524 casos por cada cien mil habitantes, mientras que el número de fallecidos se eleva a 39.756, 411 notificados en las últimas 24 horas. 

Todo ello el día en el que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, insistió en que el confinamiento domiciliario en España podrá evitarse si los ciudadanos dan “cumplimiento a las medidas” adoptadas por cada comunidad autónoma para frenar la evolución del coronavirus.
Illa se pronunció así a un día de que vuelva a reunir el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), que reunirá al Gobierno con las comunidades para monitorizar las medidas que se tomaron frente al Covid-19. 

Según los datos notificados a Sanidad por las comunidades, la presión hospitalaria en toda España por Covid-19 se sitúa en el 16,91 %, mientras que un 31,7 % de las camas UCI está ya ocupada por enfermos de Covid-19, el mismo porcentaje del lunes.

Asimismo, el titular de Sanidad destacó, “con toda la prudencia del mundo”, una “relativa estabilización de los casos” en los últimos cinco días. “Estamos alrededor de los 530 casos por 100.000 habitantes. Es un dato, dicho con prudencia, de estabilización interesante”, repitió. 
En la misma línea se pronunció el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Fernando Simón, que señaló que los datos de los últimos días sobre la incidencia de Covid-19 apuntan a que España se podría encontrar en una “fase de estabilización o remisión” de la segunda ola.

También reiteró que la Navidad no será “igual que el año anterior”, aunque su departamento intentará “que las familias se puedan reunir” y que la gente pueda “celebrar actos religiosos.”

En este sentido, algunas ciudades están empezando a suspender sus cabalgatas de Reyes, como es el caso de Málaga. 

Por su parte, el viceconsejero de Salud Pública madrileño, Antonio Zapatero, no descartó que Madrid tenga que trabajar en recomendaciones a la población de cara a la próxima Navidad. 

Por su parte, Castilla y León acató ayer formalmente el auto del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad que no avaló la prohibición de visitas y salidas de las residencias de mayores, aunque la medida sólo estuvo operativa un día, ya que desde la Consejería de Familia se informó a los centros del fallo judicial. 

Asimismo, Granada estrenó ayer las nuevas restricciones aprobadas por la Junta y que la convierten en la única provincia andaluza en la que cierra toda actividad que no sea esencial. 

En esta línea, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía publicó ayer una corrección de errores de la orden de la Consejería de Salud y Familias que detalla las actividades suspendidas en la provincia de Granada donde se precisa que sí podrán abrir los establecimientos de electrodomésticos y de alquiler de vehículos. En contraposición se detalla que las bibliotecas y los centros de documentación deben estar cerrados. 

En otra línea, el Gobierno de Gibraltar confirmó la ausencia de restricciones para cruzar la frontera con España en ambas direcciones, señalando que la circulación sigue teniendo lugar y fluyendo con normalidad. 

Asimismo, los hosteleros, grandes cadenas y plataformas de reparto de comida a domicilio criticaron las restricciones horarias y los toques de queda por impedir la entrega por la noche.

Sanidad registra un nuevo máximo de muertes mientras se empiezan a cancelar cabalgatas de Reyes