“Este reconocimiento valora el esfuerzo de emprender en unos tiempos tan difíciles”

Diario de Ferrol-9999-99-99-999-73940bce_1
|

Esta ferrolana –de la Plaza de España– cambió una vida dedicada al márketing por su gran pasión, la sombrerería. Desde su taller de Narón ha conseguido hacer de ello su profesión y así se lo han reconocido este viernes, otorgándole la Medalla de Oro del Foro Europa 2001 al mérito en el trabajo. 
La ceremonia de entrega de premios, que reconoce la labor de los mejores profesionales en su sector, se celebró en el mítico hotel madrileño Westin Palace, donde Ana Vez recogió el galardón de menos de José Luis Salaverría, fundador de la entidad y organizador del evento. Sus creaciones, de pura artesanía, pueden verse en la página web www.anavezatelier.com
     
Este no ha sido siempre su oficio, ¿a que se dedicabas antes?
Vengo del mundo de la arquitectura y del diseño, pero en estos ultimos 20 años me dedico al marketing, la publicidad y las ventas.

¿En qué momento surgió la idea de hacerse sombrerera?
Mi pasión es la sombrerería. Surgió de la necesidad de expresar mis inquietudes artísticas. Empecé con trabajos eventuales que en ningún caso te permiten subsistir y decidí hacerme autónoma y artesana.

¿Cómo decidió crear su propia marca?
Mi trabajo debía de tener su propio sello de identidad, bajo la premisa de la artesanía, la calidad y la imagen de marca. Quería poner en valor mis ideas con una imagen clara y definida, Ana Vez Atelier de Tocados, Sombreros & Complementos Artesanales.

Ha obtenido la carta de artesana de la Xunta, ¿qué se necesita para eso?
Detrás de la concesión de carta de artesana y taller artesanal, que también tengo concedido, hay mucho trabajo y muchas horas de dedicación. Hay que realizar una serie de premisas en Asociación Galega de Artesáns y en la Fundación Centro Gallego de Artesanía e do Diseño para que te la concedan. 
Una de ellas ser autónomo y estar dado de alta como artesano. Para ello, hay que demostrar con documentación muchas horas de aprendizaje con profesionales del sector, presentar piezas artesanales que ellos valoraran con detenimiento, una memoria pormenorizada de materiales y sus procesos de fabricación, entre otras premisas. 

¿Es lo mismo artesanal que hecho a mano?
Aunque lo artesanal en todo caso está hecho a mano, lo hecho a mano en muchos casos no es artesanal. Hay muchos materiales, como bases y flores hechas, que abaratan el trabajo. Personas dedicadas al corta y pega que ponen “hecho a mano”, pero que en ningún caso está realizado como un proceso artesanal de creación desde cero de una pieza. 
 ¿Qué supone este reconocimiento profesional como artesana?
Sobre todo da valor profesional a mi trabajo. Un valor añadido reconocido por profesionales del sector, con las garantías necesarias de los procesos de transformación de los materiales y de calidad artesanal de producto.

¿Y supone también un reconocimiento económico?
No. El reconocimiento es profesional y le da prestigio a tu marca y valor al producto. Hasta ahora no he recibido ninguna ayuda económica, pero todo llegará.

¿Con que escollos os encontráis los que os dedicáis al trabajo artesanal?
Sobre todo burocráticos, en España los autónomos pagamos muchos impuestos y, además, el producto industrializado come mucho sector de ventas al artesanal. A nosotros solo llega el cliente fiel al producto artesano, el que le da valor. El valor añadido del producto artesanal es el diseño, la creatividad, la calidad. Difícil en estos tiempos del todo vale.

El viernes recibiste la Medalla de Oro del Foro Europa 2001, ¿que supuso para usted este reconocimiento?
Este foro reconoce el trabajo de emprendedores, profesionales liberales y autónomos que destacan por algún motivo. El premio me hace visible y valora el esfuerzo de emprender en estos tiempos convulsos. Como todos los reconocimientos, es un orgullo poder poner en valor mi trabajo. Te posiciona en el mercado artesanal. Al tener un taller, no estás tan visible, así que estos reconocimientos te posicionan como profesional y eso es un valor añadido que busca el cliente de productos de calidad.

¿Se consideras un ejemplo de mujer emprendedora?
Soy mujer y emprendedora, pero no me considero ejemplo de nada. Detrás de esto hay mucho trabajo y un gran esfuerzo por no rendirse ante las dificultades. Son 365 días al año pensando en trabajar y seguir adelante. Mis clientas me han ayudado a llegar a este punto en el que me encuentro. Este reconocimiento también es de ellas y ellos.

¿Qué consejo le daría a alguien que quiere ser su propio jefe y lanzarse a emprender un negocio?
Siempre aconsejo a las personas que busquen ser felices con su trabajo. Que se decidan a emprender, porque el no ya lo tienen. Con ánimo y esfuerzo se consigue. Decía Thomas Jefferson: “Cuanto más trabajo, más suerte parece que tengo”.

Tu taller está en Narón y ha conseguido todo esto desde aquí, ¿sus planes pasan por seguir en la comarca?
Sí. Quiero quedarme en la zona de Ferrolterra, aquí están muchas de mis mejores clientes, aunque estoy vendiendo mucho fuera, porque mi trabajo gusta mucho. La crisis, especialmente en la comarca, nos ha afectado a todos, pero saldremos adelante. Como en casa en ningún sitio.

“Este reconocimiento valora el esfuerzo de emprender en unos tiempos tan difíciles”