El Tenis de Mesa Narón, “factoría” de talentos nacionales

Diario de Ferrol-2019-01-09-043-2edcb6aa
|

¿Se imaginan que el once por ciento de los deportistas de base de su club figurasen entre los diez mejores de España en su categoría?. Pues esa es, afortunadamente, la situación de un Tenis de Mesa Cidade de Narón que cerró el pasado 2018 con seis de sus jóvenes alumnos en el “top 10” de sus respectivas franjas de edad. 

Un premio al trabajo con la cantera del que son “cabeza de cartel” Claudia Canay, Martín García, Candela Montero, Ana Otero, Sofía Couce y Santiago Otero. Canay, es sin duda, el espejo donde en la actualidad se reflejan gran parte de las integrantes de la entidad de Santa Icía. Cuarta clasificada en el ranking nacional juvenil, la local viene de tomar parte, por segundo año consecutivo, en el Trial de cara a acceder al Europeo de la categoría, siendo además una de las tenistas que logró el ascenso a Superdivisión, cuya plaza está defendiendo junto con otra canterana, Diandra Cobelo –además de otras tenistas extranjeras–. La local fue una de las primeras en entrenar en el nuevo local de la entidad, comenzando en la disciplina cuando apenas contaba con siete años –ahora tiene 17–. 

“Claudia forma parte de un grupo especial de entrenamiento para este equipo de Superdivisión, ya que necesitan un mayor volumen e intensidad de trabajo”, comenta Fernando Montero, presidente de la entidad. Si bien, y al igual que muchos de los más de 70 deportistas de base con los que cuenta en la actualidad la entidad, la internacional comenzó su andadura en una escuela municipal gestionada por el club.

Una actividad en la que los inscritos se dividen en tres grupos: iniciación, perfeccionamiento y perfeccionamiento 2. Y ya, si se quieren “lanzar” al mundo de la competición, lo que, en palabras del dirigente impone un tanto –”en las últimas temporadas falta que se animen a dar ese salto por parte de los nuevos”–, pasar a formar parte del club. Y, aquí, el proceso continúa, para los que así lo deseen, con unos grupos reducidos, a cargo de Adrián Vidal y Cristóbal Fernández. 

Una fórmula que funciona como ha quedado patente, no solo en esta pasada campaña, sino en las anteriores, aunque no es, como todo, perfecta. “Harían falta más entrenadores para atender a los deportistas”, analiza Montero, “Adrián y Cristóbal son muy buenos pero hay mucha gente. Asimismo, en general, en Galicia, falta ese puente entre la cantera y ser un jugador contrastado. Muchos se estancan antes”. 

De momento, el que no se ha estancado, al contrario, está en pleno ascenso, es el benjamín Martín García. Un tenista que, tras tres campañas en la entidad, y tras invertir un poco más de tiempo en la disciplina –eso sí, a costa del fútbol–, se hizo con el triunfo en el Torneo Zonal de A Estrada, que le abrió la puerta el Nacional de Valladolid, y, junto con otros resultados, lo catapultó a la cuarta posición del ranking estatal de esta categoría. 

También en este selecto grupo figura Candela Montero, siendo quinta en el grupo femenino. La local, de diez años, y la mitad de su vida con una raqueta en la mano, además de multimedallista gallega, se hizo con la plata y el bronce en el Nacional de julio, entre otros logros. Unos podios que compartió con la jovencísima internacional Sofía Couce, novena en la tabla alevín, y con una doble experiencia fuera de nuestras fronteras, en el Europeo de Francia y el Hope Selection Camp de Luxemburgo. En este último, compartiendo experiencia con su compañera Ana Otero, séptima en el ranking de esta edad. Un lugar que, casualmente, también ocupa su hermano Santi, en su caso en sub 23, formando en un Panadería Santy camino de División de Honor.

El Tenis de Mesa Narón, “factoría” de talentos nacionales