Los afectados por las preferentes en Galicia toman las sedes de varios ayuntamientos

los afectados por las preferentes se manifiestan en vigo efe
|

 

Los afectados por las participaciones preferentes de Galicia han dado un paso más en sus acciones de protesta y reivindicación de una solución global, y de encierros en cajeros y sedes bancarias han pasado a ocupar ayuntamientos, como los de O Rosal, Gondomar, Sanxenxo y Tui, en la provincia de Pontevedra, y el de Boiro, en A Coruña.

Atrás quedaron las concentraciones, pitadas y caceroladas ante sedes bancarias y las masivas protestas en los actos políticos en los primeros días de furia de clientes que no podían recuperar lo invertido en estos productos híbridos –preferentes y deuda subordinada– que de un plumazo se quedaron sin mercado. La incertidumbre se ha ido transformando en indignación en vista de las quitas que sufrirán los tenedores de productos tóxicos, y cuando no son encierros son manifestaciones, algunas cargadas de ironía como una procesión de almas en pena en Vigo, o incluso una huelga de hambre por turnos en Ferrol.

El pasado mes de diciembre, Francisca Alonso, una vecina de Gondomar de 60 años, dijo basta. Cansada de reclamar la devolución de sus ahorros, unos 20.000 euros que invirtió en deuda subordinada perpetua, decidió encerrarse en un cajero de Novagalicia Banco.

Aunque tuvo que abandonar el encierro por problemas de salud tras pasar una noche junto a tres compañeras, su acción fue el germen de un nuevo movimiento reivindicativo que tuvo continuidad en otros puntos como Cangas y Moaña, y que adquirió una nueva dimensión con la toma del Ayuntamiento de O Rosal, en la provincia pontevedresa. Tanto en este municipio cercano a la desembocadura del Miño, denominado “el epicentro” de las preferentes en Galicia porque de un total de 6.600 habitantes, en torno a un millar de familias se han visto afectadas, como en el de Gondomar, los afectados pasaron las Navidades y despidieron el año lejos de sus casas. Y allí siguen.

Desde entonces, la toma de ayuntamientos se ha ido extendiendo por Sanxenxo, Boiro, y desde ayer, Tui, municipio limítrofe con Valença do Minho.

Esta es la nueva estrategia: interrumpir en lo posible la actividad de los consistorios para forzar a que sus alcaldes medien en la búsqueda de una “solución política”. Además, la sede de la Diputación de Pontevedra fue tomada por un grupo de manifestantes mientras en su interior el presidente del ente provincial, Rafael Louzán, se reunía con varios alcaldes, quienes recibieron abucheos en medio de una sonora pitada.

Por otro lado, afectados por las preferentes pasearon ayer en una procesión-protesta por las calles de Vigo una imagen del excopresidente de Novacaixagalicia, Julio Fernández Gayoso, acompañada por figurantes con caretas de políticos gallegos y por la música de gaitas y tambores.

 

Los afectados por las preferentes en Galicia toman las sedes de varios ayuntamientos