La ONU condena las violaciones del régimen sirio y la propagación de los extremistas

Varios ciudadanos sirios abandonando la localidad de Hejeira. EFE/Archivo
|

 La Asamblea General de la ONU condenó hoy el uso de armas químicas en Siria y las violaciones "generalizadas y sistemáticas" de los derechos humanos por parte del régimen de Bachar al Asad al tiempo que expresó su preocupación por la propagación de grupos extremistas en ese país.

Por 127 votos a favor, 13 en contra y 47 abstenciones, el pleno de la Asamblea aprobó una resolución impulsada por Arabia Saudí que condena también la violencia "sin importar de donde venga" y llama a todas las partes a poner fin a las hostilidades y acabar con los ataques terroristas y los actos de violencia e intimidación.

Sobre el uso de armas químicas "a gran escala" en ese país, la resolución aprobada hoy recuerda que es una grave crimen de lesa humanidad por lo que pidió garantizar que los responsables no queden impunes, en particular a los que lanzaron el ataque químico del pasado 21 de agosto a las afueras de Damasco.

Asimismo, condena "con firmeza" la intervención de todos los combatientes extranjeros en ese país, "incluidos los que combaten en nombre de las autoridades, en particular Hezbolá", y expresa su preocupación porque su participación "agrava" la situación humanitaria y de los derechos humanos en Siria.

El texto pide a las autoridades del régimen de Asad liberar de forma inmediata a todos los detenidos, publicar una lista de todos sus centros de detención y permitir a supervisores independientes visitar esos centros para comprobar que las condiciones de detención cumplen la normativa internacional.

La Asamblea General indicó en la misma resolución que la magnitud de la "tragedia humanitaria" que vive el país, con más de cien mil muertos y millones de desplazados y refugiados, requiere de una acción inmediata e instó al régimen a facilitar que la ayuda humanitaria llegue a los afectados.

Por último, insiste en que la única salida posible para resolver el conflicto en ese país es "por la vía del diálogo pacífico", e hizo un nuevo llamamiento para que se celebre "lo antes posible" la conferencia internacional convocada para el próximo 21 de enero en Ginebra.

La ONU condena las violaciones del régimen sirio y la propagación de los extremistas