La Policía Local evita que un hombre se arroje a la calle desde un tercer piso

suceso pensión la parra
|

Agentes de la Policía Local de Ferrol lograron evitar que un hombre se suicidase lanzándose a la calle desde un tercer piso, tal y como él mismo anunciaba a gritos desde un balcón de la Pensión La Parra. Se trata de un sexagenario –63 años– que responde a las iniciales G.R.S., natural de Ferrol y con numerosos antecedentes penales, entre los que destaca uno de homicidio doloso por unos hechos ocurridos hace quince años.
El suceso se produjo en torno a las cuatro de la tarde de ayer en la calle del Carmen de Ferrol y el individuo en cuestión, una vez reducido por los agentes, fue trasladado en una ambulancia al hospital público Arquitecto Marcide.
El hombre se encaramó al murete del balcón del tercer piso, en el que estaba alojado, y comenzó a lanzar a la calle objetos, entre ellos un macetero, una silla y numerosas prendas personales. Al tiempo gritaba expresiones incoherentes, entre las que se le podía entender que quería suicidarse porque llevaba 15 días secuestrado y estaban tratando de matarlo con unos polvos que le introducían a través de una tubería.
En la zona se concentró una gran cantidad de viandantes y la Policía Local de Ferrol realizó un importante despliegue, enviando al lugar de los hechos a cerca de una docena de efectivos. También acudieron algunos agentes que estaban fuera de servicio, además de funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía y miembros del equipo de bomberos del parque municipal de A Gándara.
Los policías locales franquearon la puerta de acceso a la habitación en la que se encontraba el presunto suicida con un ariete y lograron cogerlo por sorpresa, derribándolo al suelo y procediendo a reducirlo.
Acto seguido se solicitó la intervención de Urxencias Médicas y el hombre fue bajado del piso en una camilla y trasladado al hospital Arquitecto Marcide en una ambulancia, custodiado por agentes de Policía.

Pensión pagada
La dueña de la pensión La Parra manifestó que el individuo en cuestión se registró en su establecimiento el pasado día 23 de abril y abonó por adelantado el hospedaje hasta el próximo día 15 de mayo.
Según la mujer, parecía una persona normal y limpia, que se duchaba todos los días. Le contó que, aunque era natural de Ferrol, llevaba un tiempo viviendo en A Coruña con un hermano suyo que falleció recientemente. Le dijo, asimismo, que el hecho de que decidiese regresar a su ciudad fue debido a que su cuñada tuvo que ser ingresada en un psiquiátrico.
Según la información recogida al respecto por este periódico, esa misma versión fue la que ofreció a la Policía Local ferrolana, así como que no estaba tomando ningún medicamento y que también había dejado la metadona. No obstante, les manifestó que ayer se había tomado una caja de Tranquimazim con güisqui.
A causa de este incidente, la Policía Local tuvo cortada al tráfico dos manzanas de la calle del Carmen, desviando la circulación por la calle Real en dirección a la Lugo.

La Policía Local evita que un hombre se arroje a la calle desde un tercer piso