El BNG cree que los problemas de Navantia van más allá de su gestor

Los astilleros de Navantia Ferrol afrontarán en los próximos meses las primeras tareas de construcción de los AOR australianos | j.meis
|

“Que o novo presidente de Navantia sexa de Mugardos tampoco nos garantiza moito. Feijóo é de Os Peares e Rajoy tamén é galego”, señaló ayer el portavoz del BNG en el concello, Iván Rivas, para mostrar el escepticismo de su grupo municipal sobre el nombramiento de Esteban García Vilansánchez como nuevo responsable del astillero público.

Tras varios días de reacciones de diferentes actores sociales y políticos al nuevo nombramiento, Rivas aseguró ayer que echó en falta un pronunciamiento oficial del gobierno local de Ferrol. “Non sabemos se a este goberno lle vale con que a empresa pública Navantia mude de presidente. Dende o BNG sí temos moitas reclamacións que facerlle e moitos asuntos que reivindicar”, explicó el portavoz del Bloque.

Así, Iván Rivas, puso sobre la mesa varias cuestiones que preocupan a su formación, como la excesiva dependencia de la industria auxiliar, la falta de construcción naval civil en Fene o que el Estado no haya destinado ninguna partida en los Presupuestos Generales para el proyecto del nuevo dique en la antigua Bazán.

Plan de empresa
“Parece que se nos quere facer creer que o problema de Navantia é un problema de xestión. E non é así”, indicó Rivas, quien considera que, de hecho, es el modelo y el diseño político de la empresa lo que ha llevado a Navantia a su actual situación, “con perdas de 230 millóns de euros no pasado ano 2015” y una cifra similar, aún por confirmar, para 2016.

El portavoz del BNG abundó en la escasa viabilidad financiera que según los nacionalistas ha demostrado este modelo, cuyo máximo responsable, recordó, es el propio Estado español. “As últimas contas deixaron ver os problemas patrimoniais da compañía, que se salvaron convertindo os préstamos concedidos a Navantia para o desenvolvemente tecnolóxico e militar en préstamos participativos. Non é máis que un truco contable, enxeñería financieira que non resolve o problema económico da compañía”, insistió Iván Rivas.

La carga de trabajo, es, según el BNG la única solución para voltear la cuenta de resultados de los astilleros. Pero para eso. explicó el portavoz nacionalista la factoría de “Ferrol ten que deixar de ser un taller de reparacións e Fene un de carpintería metálica.

Esta realidad, ejemplifica, según Rivas, que los astilleros de la ría están desvinculados de la construcción naval, tanto civil como militar, “que deberían ser a base do modelo político que o Estado ten que buscar para eles”.

Respecto a este modelo de empresa que los nacionalistas rechazan de plano, el grupo municipal del BNG de Ferrol aludió ayer a otra de sus preocupaciones, como es la renovación de la plantilla que el astillero deberá afrontar en breve. Así, Rivas señaló que la solución no es sustituir a un nuevo trabajador por cada uno que se jubile, sino aumentar el número de trabajadores propios y abandonar la dependencia de las empresas auxiliares.
“En calquera caso estaría ben que se o novo presidente de Navantia é de a comarca, se achegara ata aquí para explicar cal é a perspectiva de futuro para esta cidade respecto ao sector naval”, concluyó el portavoz nacionalista, al tiempo que instó al gobierno muncipal a pedir estas mismas explicaciones al nuevo responsable de los astilleros públicos. l

El BNG cree que los problemas de Navantia van más allá de su gestor