Último día de vacaciones para el cuadro racinguista

Las Palmas Atlético-Racing Ferrol | 22/12/2019 | Fotógrafo: Tony Hernández
|

­Después del partido ante Las Palmas Atlético, el cuerpo técnico del Racing concedió una semana de vacaciones a sus jugadores, por lo que los integrantes de la plantilla deberán regresar hoy a la ciudad departamental para comenzar mañana la preparación del último partido de la primera vuelta de la competición ante el Rayo Majadahonda, en el feudo local.

Ese enfrentamiento, para no coincidir el domingo con la cabalgata de Reyes, se ha adelantado al sábado a las cinco de la tarde.

En principio, el cuadro verde va a disponer de todos los futbolistas en perfectas condiciones para esa cita, ya que va a recuperar a Álex López, después de que no pudiera participar en las dos anteriores jornadas de liga, por tener que cumplir una sanción.

Los jugadores del conjunto departamental tienen un cierto aire de revancha con la formación madrileña, ya que fue la que los eliminó de la Copa del rey y esperan hacer valer el factor A Malata para quedarse con los tres puntos para seguir alejándose de los puestos de descenso.

El cuerpo técnico sigue insistiendo en el mismo mensaje que a principio de temporada, que lo primero es garantizar la continuidad en la categoría y, cuando se consiga, se analizarán las opciones de poder optar a metas mayores, como poder llegar a alcanzar una de las cuatro primeras plazas que le permitiría luchar por regresar a la Liga de Fútbol Profesional.

Sin embargo, Emilio Larraz tiene muy claro que sus pupilos saben que hay que pensar solo en el próximo enfrentamiento y no mirar más allá, porque considera que sería un grave error.

Por ello, el preparador aragonés solo se concentra en que, a partir de mañana, puedan ver la manera de hacerle daño al Rayo Majadahonda y, sobre todo, que en lo que resta de temporada se escapen menos puntos de A Malata, de los catorce que ya se han llevado los equipos visitantes.

En cuanto a la opción de reforzarse, el técnico quiere contar con un jugador de banda izquierda, porque hay muy pocos zurdos en el equipo y se mira un futbolista sub 23 que pueda colmar las exigencias del entrenador.

Último día de vacaciones para el cuadro racinguista