Los comerciantes estiran el “Black Friday” para atraer a los compradores en época de restricciones

Las ofertas se han extendido durante toda la semana | daniel alexandre
|

El “Black Friday” se ha reconvertido en “Black Week” en la mayoría de los establecimientos ferrolanos con el fin de paliar la situación provocada por la Covid-19. Así lo explica la vicepresidenta del CCA AMagdalena, Paula Ramos, que señala que las restricciones de movilidad con otros concellos de la comarca, los consejos de que la gente salga lo menos posible o el cierre de la hostelería que anima la ciudad han llevado a que se prolongue más días la época de estos descuentos para favorecer las ventas y que no se acumule la clientela en un único día. Pero el verdadero “rival” es ahora internet, sobre todo en esta época de pandemia, y por eso desde el sector del comercio piden “que el dinero se quede en la ciudad”.

Los resultados, como explica Paula Ramos, no bastarán para paliar las grandes pérdidas desde marzo, ni siquiera cuentan con que lo pueda hacer la Navidad, pero sí se ha visto, explica, más movimiento gracias a estos descuentos eventuales del Black Friday, que se prolongará en muchos caso hasta mañana.

Descuentos de en torno al 15 o el 20% pueden verse en buena parte de los escaparates aunque ha habido también algún local que ha querido desvincularse de esta fecha “consumista” por naturaleza y que se asocia más con las compras por internet o las grandes superficies.

De todos modos, el comercio local se considera arropado y apoyado por los ciudadanos, no tanto por el Concello, al que el CCA acusa de desoír sus peticiones e incluso comprometerse a reuniones que nunca existieron.

 

Peatonalización

Una de las cuestiones en las que no se ha visto apoyado el Centro Comercial Aberto es en su petición de apertura del tramo de la calle Magdalena que se cerró para la instalación de terrazas y que ahora permanece sin tránsito rodado pese a que no hay hostelería.

La agrupación de comerciantes explica que desde hace tres semanas, y a petición de numerosos asociados, se le transmitió al concejal de Urbanismo, Julián Reina, la propuesta de la apertura al tráfico de la calle Magdalena, al menos mientras los establecimientos hosteleros permaneciesen cerrados. El edil prometió “una inmediata respuesta que nunca llegó”, asegurando incluso en comisión de Urbanismo que se había puesto a disposición de las asociaciones, “aunque no sabemos de cuáles pero del CCA no, aunque así lo exija la normativa vigente”, indican. Los comerciantes hablan incluso de peatonalización encubierta ante declaraciones del edil de que la calle no se abrirá “hasta después de Navidades si es que se abre….”.

Desde el Centro Comercial Aberto A Magdalena no consideran de recibo que un representante público no dé la cara ante una entidad que solo le pide una información veraz para poder trasmitirla a sus asociados.

Los comerciantes estiran el “Black Friday” para atraer a los compradores en época de restricciones