El Xeoparque da sus primeros pasos con la organización de rutas geológicas

Vistas de los acantilados desde la garita de Herbeira
|

La comarca de Ortegal está decidida a convertirse en uno de los referentes del turismo geológico en Galicia. Así uno de los primeros pasos en la consecución del Xeoparque es la organización de rutas que permitan dar a conocer el paisaje de la zona. “O xeoparque non só é unha figura de xestión senón que un dos requisitos que ten a súa consecución é que ten que levar varios anos funcionando como tal”, explicaba ayer el geólogo e impulsor de la iniciativa Francisco Canosa, junto a la edil de Cultura y Turismo del Concello de Cedeira, María Xosé Rodríguez. El Xeoparque de Ortegal implicaría a los concellos de Cariño, Ortigueira, San Sadurniño, Valdoviño, Moeche, Cerdido y Cedeira. En este último arrancarán este mismo fin de semana las georrutas, tres iniciativas que se desarrollarán de viernes a domingo hasta el próximo mes de septiembre –habrá un parón las dos primeras semanas de agosto con motivo de las fiestas patronales–. La propuesta de los viernes será la ruta de los acantilados, un recorrido de nueve kilómetros pensado para descubrir estructuras geológicas de más de 400 metros de altitud. Los sábados la georruta de las playas negras dará a los viajeros la posibilidad de conocer la única playa de arena negra no volcánica del planeta, mientras que los domingos será el turno de la ruta del cromo, un itinerario con el que se recorrerán los acantilados más elevados de Europa. El número máximo de participantes es de 20 personas y el coste de cinco euros. Los interesados pueden anotarse en la oficina de turismo del Palacete.
“Unha das características dos concellos involucrados no Xeoparque é que contan cun patrimonio xeolóxico que se complementa”, explicaba ayer Francisco Canosa. El geólogo también se encargará de guiar las propuestas del Concello de Moeche para este verano y que permitirán a los participantes conocer la Mina de Piquito –la última mina subterránea de cobre que se cerró en Galicia en 1960– y las canteras en las que se extraía el toelo y las serpentinitas, uno de los materiales ornamentales más exclusivos de los que se cuentan en Galicia.
La primera propuesta se desarrollará el 10 de julio –en horario de tarde– y 7 de agosto –de mañana– en dos turnos cada día, mientras que la segunda será el 31 de julio y 13 de agosto. El precio de las propuestas será de 4 euros –dos para los residentes– y los interesados deberán anotarse en el teléfono 981 404 006.
Los itinerarios geológicos, que también se podrán en marcha, según avanzó Francisco Canosa en Ortigueira y previsiblemente en Cariño, son un punto de partida para el Xeoparque a la espera de recabar el apoyo financiero de administraciones supramunicipales como el Grupo de Acción Costera (GAC) A Mariña-Ortegal o el de desarrollo rural Seitura 22 que se puso en marcha hace escasos meses.

El Xeoparque da sus primeros pasos con la organización de rutas geológicas