PONTEDEUME - Vallan el perímetro del mercado para iniciar las obras de sustitución de la cubierta

Plaza de pontedeume vallada
|

Tal y como estaba previsto tras la decisión de los placeros de abandonar el encierro que mantuvieron durante 42 días, ayer dieron comienzo los trabajos previos para las obras de sustitución de la cubierta del mercado de Pontedeume, una polémica intervención que generó un conflicto todavía no resuelto entre el Concello y los vendedores de la plaza de abastos.
El vallado de la zona del mercado comenzó poco después de las ocho de la mañana, sin interrupción alguna por parte del colectivo de placeros ya que, como indicó la portavoz, Carmen López, “dimos nuestra palabra de que acataríamos las resoluciones judiciales y así lo estamos haciendo”. No obstante, las protestas de los afectados continúan y ayer se produjeron las habituales pitadas de mañana y tarde para denunciar la situación en la que consideran que los ha colocado el Concello y “para que nos oigan, aunque no nos quieran oír”.
Los vendedores apuntan que nunca se opusieron a las obras, pero denuncian que las instalaciones provisionales de los almacenes de Raxoi no reúnen los requisitos necesarios para que puedan continuar con la actividad de venta de mercancía, paralizada desde que comenzó el problema.
Los vendedores señalan además que, pese a que el alcalde, Gabriel Torrente, se había comprometido a hacerles entrega de la mercancía y material que todavía tienen en el interior del mercado, no se llegó a hacer, por lo que estos enseres continúan dentro de las dependencias, ahora valladas.
Las obras que serealizarán en la cubierta tienen un presupuesto de 300.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses.
Los placeros temen desde el principio que no se les permita regresar al mercado una vez finalizados los trabajos. 

PONTEDEUME - Vallan el perímetro del mercado para iniciar las obras de sustitución de la cubierta