La CIG censura la llegada de operarios foráneos con mejores condiciones salariales en Navantia Fene

Los soldadores que se acaban de incorporar participan en el proyecto de fabricación de las jackets para Iberdrola | d.a.
|

La Federación de la CIG-Industria ha censurado la reciente incorporación al proyecto de las jackets de medio centenar de operarios que llegan “de fuera y con mejores condiciones que los trabajadores” de la comarca.
Según explicó su responsable, Vicente Vidal, en las últimas semanas las principales firmas auxiliares de Navantia en el programa de East Anglia One para Iberdrola han traído a algunos soldadores a través de una nueva subcontrata ofreciéndoles unos sueldos “casi 1.000 euros superiores a lo que se está cobrando aquí, además de pagarles el piso”, denuncia.
Desde el sindicato consideran que esta situación, además de agraviar a los trabajadores de la comarca, supone una contradicción con lo que las auxiliares del naval han defendido en el conflicto de los últimos meses. “No se explica que no puedan hacer frente a los pluses de los acuerdos de 2001, que suponen unos 500 euros más al mes en el mejor de los casos, y sí puedan traer a gente de Portugal para pagarles el doble de esos pluses”.
Vidal ve incomprensible que “las auxiliares se quejen de que Navantia ha logrado estos contratos con unas ofertas muy bajas y traigan a soldadores por el doble del salario cuando hay cientos de especialistas de la comarca en sus casas”, insiste. Las empresas, señala el responsable de la CIG-Industria en la comarca, argumentan que en la zona no encuentran personal suficientemente cualificado para estos trabajos.

Volver a las negociaciones
Esta situación se da en pleno proceso de negociación de las condiciones de los trabajadores de las auxiliares de Navantia. La mesa constituida para ello lleva más de un mes sin reunirse, a la espera de que la comisión paritaria del convenio del metal resuelva como encaja estos acuerdos en el nuevo marco laboral. El sindicato nacionalista criticó que estas negociaciones se estén dilatando en el tiempo y ha apremiado a los otros dos sindicatos (CCOO y UGT) a “volver al calendario pactado”.
“Llevamos desde el 26 de octubre sin reunirnos y muchos trabajadores siguen sin cobrar los atrasos que establece el convenio”, asegura Vicente Vidal.
Desde la CIG ya han advertido que si esta situación no se desbloquea pronto volverán a celebrar asambleas con los trabajadores para que decidan qué tipo de medida se lleva a cabo y no descartan nuevas movilizaciones.

La CIG censura la llegada de operarios foráneos con mejores condiciones salariales en Navantia Fene